Nuevo paso para el Plan Especial de Protección y Ordenación del Territorio del Valle del Nansa y Peñarrubia

De dicho documento se ha dado traslado a la Consejería de Obras Publicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, en su calidad de Órgano Promotor, para su consideración en el proceso de planificación.

   El documento, al que ha tenido acceso Europa Press, trata de ser una herramienta básica de trabajo, que establezca los requerimientos de carácter general, los contenidos mínimos, criterios e indicadores específicos y que sirva tanto al equipo redactor, para la elaboración del correspondiente Informe de Sostenibilidad Ambiental, como a la Dirección General de Medio Ambiente, para analizar desde el punto de vista ambiental las medidas de actuación propuestas en el Plan Especial de Protección y Ordenación del Territorio del Valle del Nansa y Peñarrubia.

   Así, señala que el ISA deberá contener como mínimo un esbozo del contenido, objetivos principales del Plan y relaciones con otros planes y programas conexos. También se determinará la relación del Plan con el conjunto de la planificación territorial existente en el ámbito afectado.

   Al menos, se considerarán los aspectos territoriales y ambientales señalados en el Planeamiento de los municipios afectados (Herrerías, Peñarrubia, Lamasón, Tudanca, Polaciones, y Rionansa), y otros planes sectoriales como el Plan de Carreteras de Cantabria, el Plan de infraestructuras de distribución eléctrica y el Plan de infraestructuras hidráulicas.

- Advertisement -

    Además, se llevará a cabo un estudio sobre la situación actual de los elementos que integran el medio ambiente (flora, fauna, paisaje, hidrología, edafología, suelo…) en general, así como el grado en que estos elementos puedan evolucionar de no aplicar la nueva planificación.

   Igualmente se incorporará un estudio del paisaje actual, donde se señalarán los elementos más característicos del entorno y aquéllos de reciente introducción. Se evaluará el modelo propuesto y en general, la actuación que se prevé realizar, teniendo en cuenta los aspectos paisajísticos que mejorarán y los que empeorarán como consecuencia de la actuación, y finalmente se establecerán medidas para minimizar el impacto paisajístico previsible.

   Aunque se prevén efectos positivos sobre la flora y la fauna, al establecer previsiones de protección sobre los espacios protegidos, el documento señala que no deben descartarse afecciones sobre hábitats protegidos y taxones comunitarios que motivaron la inclusión de espacios del concejo en la Red Natura 2000; por ello se señalará su presencia sobre plano, así como las afecciones previsibles.

LISTADO DE ESPECIES

   En cuanto a la vegetación, se incorporará un listado de especies protegidas existentes en el ámbito y las mdidas previstas para su protección, mientras en relación a la fauna se incorporará un inventario con las especies que pueden llegar a verse afectadas por la actuación: aves por las que se ha designado la ZEPA, aves de paso y otras especies de vertebrados e invertebrados, incluyendo taxones representativos del LIC.

   En este sentido, se estudiarán los hábitats de cada una de ellas y se identificarán aquellos existentes dentro del ámbito que pueden ser afectados directa o indirectamente. Se estudiará la posible afección a esos hábitats como consecuencia de las actuaciones propuestas y se propondrán medidas minimizadoras del impacto sobre la fauna.

   Además el ISA tendrá en cuenta distintos objetivos y principios de sostenibilidad en relación con factores ambientales como el suelo, evitando la ocupación y transformación tanto de espacios que sustenten ecosistemas de interés o protegidos (con especial referencia a los espacios de la Red Natura 2000 y a los hábitats inventariados), como de sus zonas periféricas o de transición.

   También deberá contribuir a la mejora del estado de conservación y restauración de los Espacios de la Red Natura 2000 y e los hábitats y taxones vinculados a ésta, y evitar la fragmentación de ecosistemas valiosos y corredores ecológicos como cauces fluviales y masas boscosas, así como la introducción de especies alóctonas a escala local y establecer programas de implantación de especies autóctonas.

   En este sentido el Informe de Sostenibilidad Ambiental del Plan Especial de Protección y Ordenación del Territorio del valle del Nansa y Peñarrubia deberá atender a criterios ambientales estratégicos, como asegurar la protección de los suelos con valores ambientales significativos a través de sus categorías de zonificación Zona de Reserva, Zona Forestal, Zona de Pastizal, Zona de Uso Recreativo, Zona Privada de Uso Agropecuario, Zona del Conjunto histórico- artístico de Bárcena Mayor, y Zona de Influencia Racional y ordenado aprovechamiento de los recursos naturales para conseguir una producción sostenida sin merma de los recursos y ecosistemas.

   También tendrá en cuentra la protección al Patrimonio Arqueológico y Etnográfico existente en el ámbito del Plan que garantice su conservación a lo largo del tiempo; de la flora autóctona que garantice la conservación de los hábitats de interés comunitario presentes en el ámbito y de las especies protegidas; y protección y fomento del asentamiento de fauna dentro del ámbito y establecimiento de mecanismos de control sobre dicha fauna.

   Finalmente procurará una utilización ordenada del ámbito con fines de investigación científica así como actividades de interés educativo, cultural o recreativo en aquellas zonas que lo permita la zonificación.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés