Díaz Trillo: «Cualquier actividad minera en Andalucía tiene que tener todas las garantías medioambientales»

En declaraciones a los periodistas tras visitar en la provincia de Cádiz la zona en la que habita la primera colonia silvestre de ibis eremita establecida en Andalucía como consecuencia de los trabajos de la junta para su reintroducción, el consejero ha recordado lo «rápido y bien» que reaccionó la sociedad andaluza y sus instituciones para evitar, hace 13 años, lo que podría haber sido «una catástrofe de dimensiones terribles desde el punto de vista ecológico».

   «Se pudo evitar ese mal mayor que era deteriorar Doñana y destruirla», abunda Díaz Trillo, que considera que 13 años después se puede decir que «se ha convertido, incluso, en una referencia de buen hacer, de recuperación, de restauración», haciendo alusión al «gran paraje» que a día de hoy es Guadiamar.

   «Hemos logrado lo más difícil, que era parar aquel desastre y luego convertirlo también en una oportunidad», afirma el consejero, quien enfatiza que «lo más importante de todo es que ojalá esa lección nos sirva para que no se vuelva a repetir nunca más».

   En este sentido, ha concluido que «cualquier actividad minera en Andalucía tiene que tener todas las garantías medioambientales», ya que hace 13 años «aprendimos muchísimo, y lo que se aprende no se puede olvidar».

- Advertisement -

   En la madrugada del 25 de abril de 1998 se produjo la rotura de una balsa de contención en las minas de Aznalcóllar, ocasionándose un vertido de alrededor de cinco millones de metros cúbicos de aguas contaminadas al río Guadiamar, cuyo cauce discurre hacia el Parque Nacional de Doñana.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés