Actualizar

lunes, febrero 6, 2023

Sugiere al Ayuntamiento de Zaragoza establecer un protocolo para evitar la colonización de especies alóctonas

Entre estas especies, introducidas activa o pasivamente, se ha referido a las gaviotas, cotorras u otras que puedan resultar peligrosas o molestas para los ciudadanos.

   Además, reclama que se ponga especial énfasis en las medidas de prevención cuando el número de ejemplares sea reducido y puedan ser objeto de control con mayor sencillez.

   Esta sugerencia surge después de que al Justiciazgo llegara la queja de un ciudadano que trasladaba su preocupación por la situación existente en los depósitos de agua de Casablanca, fundamentalmente en el lago construido delante del edificio de oficinas y control.

   Según indicaba el ciudadano en su escrito del pasado mes de diciembre, desde hace algunos meses había observado que «se ha establecido una colonia de gaviotas que cada vez es más numerosa, temiendo que este crecimiento pueda ser molesto o peligroso para los vecinos y la salubridad del agua».

   Así, se remitió una escrito al Ayuntamiento de Zaragoza recabando información sobre la cuestión planteada en la queja y, en caso de haber observado alguna situación anómala, requería conocer si se ha tomado o hay prevista alguna medida de corrección.

«NI SITUACIÓN DE PELIGRO NI MOLESTIAS»

   Desde el Departamento de Conservación y Explotación de Infraestructuras del Ayuntamiento se respondió que desde la construcción de los depósitos de Casablanca, en 1912, se ha dado lugar a la presencia en su inmediaciones de colonias de aves acuáticas de especies diversas «sin que hasta el momento se haya apreciado una situación de peligro o de molestias graves para la población que reside en las inmediaciones de la zona».

   Tras considerar que la adopción de medidas correctoras sobre este asunto «desborda ampliamente» las competencias de este Departamento remitieron el escrito a la Agencia municipal de Medio Ambiente y Sostenibilidad para que, en caso de resultar procedente se adopten las medidas adecuadas.

   Este área del Ayuntamiento tras precisar que los depósitos de agua son controlados por la empresa Aqualia, relatan al Justiciazgo que «se nos informa que no se ha detectado problema alguno, que el Instituto Municipal de Salud Pública realiza análisis sistemáticos del agua de entrada, lo que garantiza el control sanitario de la misma».

   Añaden que «no existen indicios de contaminación bacteriológica superior en los meses de invierno frente a los de verano» por lo que «cabe concluir que, actualmente, con la población de aves observada no existe problema alguno desde el punto de vista de afecciones al agua que entra en la Planta Potabilizadora, si bien quien ejerce el efectivo control sanitario es la analítica del Instituto Municipal de la Salud Pública».

DISTINTOS EJEMPLARES

   Tras realizar una observación durante varios días concluyen que los ejemplares avistados son Gaviota Patiamarilla (Larus michahellis)  Gaviota Reidora (Leucophaeus modestus); Cormoran (Phalacrocarax carbo, Linn) (muy escasos durante el día); Anade Real (anas platyrhynchos) (muy escasos) y también se observamos adultos e inmaduros mezclados entre ellos, tanto de gaviota patiamarilla como de reidora.

   Estas aves, procedentes de toda Europa, invernan tanto en las costas como en el interior de la península, con una permanencia perenne en los lugares de invernada.

   La cantidad de individuos que se reúnen en este espacio acuático no es siempre el mismo, añade el informe de la Unidad de Educación Ambiental, que precisa que el emplazamiento «podría ser un dormidero de las aves que encuentran en este lugar la protección adecuada tanto climatológica como frente a depredadores».

   Parece ser que los especimenes se juntan aproximadamente media hora antes del ocaso y dejan el lugar media hora antes del orto para realizar sus desplazamientos oportunistas en busca de alimento. Durante el resto del día apenas hay ejemplares, reza el informe.

   Para concluir, señalan que, actualmente, con la población de aves observada «no existe problema alguno desde el punto de vista de afecciones al agua que entra en la Planta Potabilizadora, si bien quien ejerce el efectivo control sanitario es la analítica del Instituto Municipal de la Salud Pública».

MEDIDAS DE DETECCIÓN TEMPRANA Y CONTROL

   Tras recibir todas estas argumentaciones, el Justicia de Aragón ha valorado el Ayuntamiento de Zaragoza ha contestado con «diligencia y precisión» a la solicitud de información formulada desde esta Institución.

   No obstante, García Vicente insiste en que «las especies exóticas invasoras pueden causar distintos problemas» en el ámbito del medio ambiente, la economía, la salud humana y ambiental por lo que incide en la adopción de medidas de prevención.

   Así, el Justiciazgo concluye al estimar que la Ley de Administración Local de Aragón, «justifica que, conforme a lo expuesto, tal vez sea en el momento actual, en que el número de ejemplares es controlable y se localizan en lugares muy concretos, cuando sea preciso que el Ayuntamiento estudie alguna medida de prevención, detección temprana y control».

   La finalidad es evitar que esta situación pueda desembocar, con el incremento de los animales y su incidencia sobre el medio, en problemas cuya resolución sea más costosa y difícil desde las perspectivas social, económica y ambiental.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés