La Guardia Civil imputa a 4 individuos, uno de ellos exbrigadista, por incendios en A Cañiza y Arbo

Según informa el Instituto Armado, la investigación desarrollada en los últimos dos meses –con actuaciones de los puestos de Guardia Civil de Arbo y A Cañiza en colaboración con la Brigada de Incendios Forestales de la Xunta, la patrulla de Seprona de Ponteareas y la Policía Judicial de Guardia Civil de Pontevedra– permitió esclarecer  las circunstancias relativas a «dos de los incendios forestales de mayores dimensiones» perpetrados en 2011 en Galicia, concretamente el ocurrido en A Cañiza el 10 de octubre y en Arbo el día 12, con el resultado de 244 hectáreas quemadas.

   Las mismas fuentes recuerdan que, a consecuencia de estos fuegos, fue necesaria la presencia de los militares de la UME y de «numerosos medios aéreos y terrestres» para la extinción.

   Las pesquisas policiales permitieron imputar a R.L.P., de 56 años de edad, el pasado mes de octubre, si bien la investigación continuó hasta lograr ser imputados, el pasado miércoles, los otros tres individuos. Estos son D.O.A., de 33 años de edad, R.C.P.R., de la misma edad que el anterior, y A.A.P., de 60 años de edad.

VENGANZA

   En la instrucción de las diligencias la Guardia Civil pudo establecer como causa principal de los fuegos «el móvil de la venganza» por, según explican las fuerzas de seguridad, «no ser renovado el contrato a D.O.A, exbrigadista de extinción de incendios».

   Los incendios eran provocados para «crear una grave alarma social» y, según mantiene la Benemérita, los autores «se aseguraban de que afectasen a una gran extensión de monte y en zonas casi inaccesibles para dificultar la labor de extinción de los mismos».

   Los imputados prestaran declaración ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Ponteareas (Pontevedra).

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés