La campaña de incendios de este año en la provincia de Albacete acaba con menos siniestros y menos superficie quemada

Estos datos los ha expuesto el delegado de la Junta de Comunidades en Albacete, Javier Cuenca, a los colectivos que han participado en la campaña, en una reunión mantenida con responsables de Ayuntamiento, Diputación, Subdelegación del Gobierno, Protección Civil y Fiscalía de Medio Ambiente, ha informado la Junta en nota de prensa.

   Y ello pese a que este año ha venido marcado por las elevadas temperaturas y la ausencia de precipitaciones durante gran parte del verano y principios del otoño, lo que hizo que la campaña se alargara hasta el 31 de octubre en lugar de hasta el 30 de septiembre, como venía siendo habitual. Y es que los meses de septiembre y octubre fueron excepcionalmente cálidos y secos.

DE FORMA SATISFACTORIA

   Con esta situación, la campaña de incendios forestales se ha desarrollado de forma satisfactoria, gracias también a que la vegetación mantenía un cierto nivel de humedad al inicio del verano. Así, entre el 1 de enero y el 19 de diciembre se han registrado en la provincia 87 siniestros, de los que el 72,41% (63) se quedaron en conatos (ardió menos de una hectárea) y los 24 restantes alcanzaron el grado de incendio (un 27,59%).

   En los 87 siniestros han ardido 165,44 hectáreas de terreno forestal, a las que hay que añadir otras 90,71 de terreno agrícola, que se han visto afectadas por el fuego.

   Como es lógico, el verano ha sido la época del año en la que se han concentrado un mayor número de siniestros, 52 entre junio y septiembre. De esos 52 siniestros, 34 fueron conatos y 18 alcanzaron el grado de incendios, con un total de 145,77 hectáreas forestales quemadas y otras 63,51 agrícolas.

   En los últimos diez años se han registrado una media anual de 103 siniestros, en los que ha ardido una media de 344 hectáreas. El año pasado, en el que las condiciones climatológicas fueron mucho más suaves, se registraron 79 siniestros en la provincia y ardieron apenas 25 hectáreas.

PREVENCIÓN

   La experiencia del dispositivo establece que la prevención supone un arma fundamental en la lucha contra el fuego y es por ello que se pretende seguir incidiendo en la línea de sensibilización y concienciación de la ciudadanía, con el objetivo de combatir la principal causa de incendios, las negligencias.

   Y es que las negligencias o accidentes suponen dos tercios de los siniestros que se han registrado en la provincia (58 de 87), mientras que en otros 13 casos ha existido intencionalidad.

   Pese a ello, se ha detectado una mayor colaboración ciudadana en materia de prevención y extinción de incendios. Además, la escasez de tormentas con aparato eléctrico a lo largo del verano ha hecho que se reduzca notablemente el número de siniestros originados por los rayos.

ZONAS MÁS VULNERABLES

   El mayor número de siniestros registrados en Albacete ha tenido lugar en las zonas más vulnerables, el sur de la provincia, las sierras de Alcaraz y del Segura donde han tenido lugar un 57% de los fuegos.

   En Albacete ha participado en la campaña contra incendios un dispositivo del Plan Infocam formado por 650 personas, de los que 140 se corresponden con personal funcionario y 510 de personal contratado, «que han venido realizando una gran labor en materia de prevención y extinción de incendios», como ha resaltado el delegado de la Junta en  Albacete en el transcurso de la reunión.

   La Junta ha destacado el trabajo que viene desarrollando la Brigada de Investigación de Causas del Cuerpo de Agentes Medioambientales que, con la colaboración de los agentes del Seprona de la Guardia Civil, cada año supone un avance fundamental en la materia.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés