El Ayuntamiento hará este año más de 4.200 labores de poda en el arbolado de la ciudad y repondrá más de 600 ejemplares

En rueda de prensa, Ruiz Tutor ha señalado que la campaña de poda se inició el pasado 17 de octubre. Es la tarea «que más dinero y más tiempo consume del contrato de mantenimiento de zonas verdes»: en concreto, de los 5 millones totales, 1,2 millones son para estas tareas, en torno a un 26%.

   En cuanto a tiempo, consume sobre un 21% del total de labores que se realizan dentro de este contrato. Las llevan a cabo 45 trabajadores, que se distribuyen en nueve grupos. La campaña se extenderá hasta el mes de febrero «con un nivel de poda alto, para solucionar al máximo los problemas».

   En concreto, Ruiz Tutor ha subrayado que se han realizado 550 desmoches de plátanos, «los árboles más abundantes en la ciudad»; 1.593 recortes de ‘ligustrum japónica’; 1.323 desmoches de otro tipo de arbolado; y 787 tareas de limpieza de árboles en calles, plazas y parques.

   En el servicio municipal 010 se han recibido casi 300 quejas relacionadas con molestias ocasionadas por los árboles, y que se han incluido en la campaña. «Ahora, después de Navidad, lo que se va a hacer es reponer unos 640 árboles que faltan en los alcorques y también unos 3.000 arbustos por toda la ciudad», ha dicho el edil.

   A su juicio, la campaña de podas «tiene un alto componente social y afectivo», centrado muchas veces en las quejas que plantean los ciudadanos, «aunque no hacemos caso de algunas como las que hablan de que los árboles quitan las vistas a los pisos, no se puede destruir masa vegetal en la ciudad que nos aporta oxígeno y humedad».

   Sí se actúa en otro tipo de casos, «como en los apantallamientos de fachadas en las que tocan las ramas» o en casos concretos, «como una morera en una zona de juegos infantiles, que ha dado muchos problemas de mosquitos, y que se pensó quitar, pero que, al final, se ha podado mucho» o los olmos de las ‘palazzinas’ «con enfermedades, y en los que habrá que actuar, porque están muy cerca de las casas».

   Con el objetivo de dar solución definitiva a este tipo de problemas, el concejal ha avanzado que el Ayuntamiento está trabajando en un plan de arborización urbana «en el que, con la participación de todos, se establezcan criterios para un mapa de la masa vegetal en la ciudad, teniendo en cuenta que es necesario diversificar para evitar enfermedades».

   Ruiz Tutor ha apuntado que «tenemos ya un borrador, pero hay que contar con la sensibilidad ciudadana, si un árbol no es aceptado se muere o sufre actos vandálicos», por lo que ha calculado que se podrá contar con un documento «para marzo o abril».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés