Espacio de pesca sin muerte en el parque del Iregua

En una rueda de prensa, Ruiz Tutor ha explicado que, «dado que no habrá que reponer las truchas» –ya que habrá que devolverlas después de pescadas–, el precio del permiso de día «será inferior» al de otros cotos, como el de La Grajera.  

   Esto porque los especimenes de trucha fario autóctona –trucha común– que se soltarán en el río proceden de la piscifactoría de Briones, propiedad del Gobierno.

   La idea de este nuevo espacio de pesca sin muerte es que sea un «coto» y no un «tramo libre». Aunque en ambos casos se necesita licencia de pesca, en el caso del coto se requiere un permiso de día, que contribuye a «evitar aglomeraciones».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Internacional del Conejo 2022

Los mamíferos más amenazados de Europa

ANSE protege y estudia murciélagos

Día Mundial del Rinoceronte 2022