La caza furtiva de rinocerontes en Sudáfrica alcanza un nuevo récord, hasta 443, debido a la demanda de cuernos en Asia

Desde hace siglos, existe la creencia en el continente asiático de que los cuernos de rinoceronte tienen propiedades medicinales que pueden servir para curar el reuma, gota, fiebres altas o incluso posesiones ‘demoníacas’. Además, en los últimos años se le atribuye la capacidad de curar el cáncer o servir como afrodisiaco.

   Sudáfrica acoge a más de 20.000 rinocerontes en sus tierras, lo que supone más del 90 por ciento de estos animales en África. Hace tan sólo diez años, la cifra de muertes de rinocerontes por caza furtiva era de 15 animales al año, pero este dato comenzó a crecer dramáticamente a partir de 2007, principalmente por las peticiones de Vietnam y Tailandia.

   El valor de un cuerno de rinoceronte puede alcanzar los 65.000 dólares (50.220 euros) por kilogramo, un precio que en el mercado negro es superior al oro o, en muchos casos, a la cocaína, si bien el volumen de negocio todavía es inferior a otros.

   Uno de los principales focos de esta actividad ilegal ha sido el Parque Nacional Kruger, donde se han producido casi la mitad de las muertes. Este parque, con una superficie similar a la de Israel, alberga a soldados o guerrilleros que en ocasiones han sido entrenados por militares de Mozambique.

- Advertisement -

   «No hay nada más trágico que ver el asesinato brutal de un animal por un motivo innecesario, que en este caso es el cuerno del rinoceronte, puesto que su valor medicinal es cero», ha criticado el líder de una asociación defensora de los rinocerontes en Sudáfrica.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés