Medio Ambiente impulsa la recuperación de las zonas ambientales degradas de Cantabria

El fin último de esta iniciativa es ir «poco a poco» regenerando el hábitat y restaurando, desde el punto de vista ambiental y paisajístico, lugares como canteras o vertederos.

   Para ello, y según ha informado el departamento que dirige Javier Fernández a Europa Press, se va a contar con todos los ayuntamientos de la región, a través de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC), que les remitirá un formulario y les dará orientaciones para que ayuden a detectar las áreas degradas que hay en cada municipio.

   Desde la Consejería se les ofrecerá ayuda técnica y, además, contarán con la colaboración de entidades como la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) o SEO/Birdlife.

   Y es que las zonas degradas, que van desde canteras abandonadas hasta vertederos incontrolados, pasando por áreas marcadas por actividades contaminantes o invadidas por plantas alóctonas, están «por toda la región», principalmente en las zonas más habitadas, como la costa, los valles de los ríos o en las proximidades de áreas industriales.

   Tras la redacción del proyecto se irán presupuestando las distintas acciones –que pueden llegar al medio millar– y se priorizarán también, ya que no se van a hacer «todas de golpe». De este modo, se empezará por las «más urgentes e importantes».

EMPLEO VERDE Y APADRINAMIENTO

   Este plan de recuperación de zonas degradas constituye también un nicho de «empleo verde», ya que se prevé crear «bastante» mano de obra ligada a estos proyectos.

   Al mismo tiempo, se va a procurar una mayor participación y colaboración ciudadana a través de asociaciones de vecinos y agrupaciones ecológicas que se encarguen del proceso denominado ‘custodia del territorio’, es decir, que «apadrinen» los distintos proyectos que se acometan y velen por su conservación y mantenimiento.

CALENDARIO Y ZONAS

   En cuanto al calendario a seguir, la Consejería se ha marcado este año como plazo para crear una base de datos completa de las zonas degradadas, priorizar las actuaciones, generar equipos de trabajo y diseñar los métodos de trabajo para cada área.

   Así, algunas de ellas se podrán empezar este mismo año, como proyectos piloto, de forma que entre 2013 y 2014 se puedan acometer el resto.

   Entre las zonas más degradas, Medio Ambiente ha destacado la cuenca medio-baja del Saja y el Besaya, la Peña de Peñacastillo en Santander y el Monte Ano en Santoña (ambos son una antigua cantera), la zona de marisma del sur de la Bahía, afectada por la invasión de plantas alóctonas, y numerosos vertederos incontrolados por toda la región.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Qué son las especies invasoras

Animales tóxicos

Protección de la UE al lobo retrocede

Importancia de la biodiversidad