América Latina. Un ‘Servicio Climático’ para la región de ALC y el rol del BID

En la región de América Latina y el Caribe, esta necesidad ha sido ampliamente reconocida, y son imperantes la cantidad y calidad de más y mejor información, instituciones más fuertes, y mejores medios de organización social para mejorar la capacidad de los países en la región en hacer frente al cambio climático de una manera ambiental y financieramente sostenibles, así como políticamente viable.

Tenemos entonces planteado un reto importante como región.

En la reciente Conferencia de las Partes (COP16), la Organización Meteorológica Mundial (OMM) presentó un Marco Global para los Servicios Climáticos, en respuesta a esta necesidad. En estos momentos, los “Servicios Climáticos” están empezando a tomar forma en las distintas regiones del mundo, y representan esencialmente un esfuerzo para cerrar la brecha entre el conocimiento existente en la ciencia del cambio climático y las decisiones y políticas que debemos desarrollar e implementar en respuesta a – y en previsión de – este desafío global.

Yo propongo aquí entonces el establecimiento de un Servicio Climático para la región de ALC, el cual integre los distintos niveles de conocimiento científico generado y que vaya desde el nivel local al nacional y al regional, como una acción fundamental para el diseño de políticas efectivas de adaptación y gestión integral del riesgo climático. Por otra parte, sobre la base de mi propia experiencia de trabajo en temas relacionados con el clima en la región, propongo adicionalmente que el BID debe jugar un papel importante en este Servicio Climático, e incluso liderarlo.

¿Cuáles son los pasos siguientes? El “Servicio Climático para América Latina y el Caribe” debe ser construído a partir de los diversos y dispersos mecanismos institucionales y administrativos, proyectos, recursos humanos y financieros ya existentes en la región. Debe definir claramente las funciones de las diversas instituciones que participan y establecer un mecanismo de coordinación eficaz en el desarrollo de la información sobre el clima y su traducción a productos que sean diseminados y utilizados a través de una serie de “servicios climáticos”. Los usuarios sectoriales a nivel nacional y local, junto con universidades, instituciones de investigación y la sociedad civil, pueden y deben ser atraídos e involucrados de una manera efectiva a través de tal mecanismo.

Vale la pena recalcar que el cambio climático es un problema de desarrollo – y el BID es el socio principal en el desarrollo de la región de ALC . Debido a su larga historia y presencia, su conexión con los gobiernos de la región, con el sector privado y con una gran cantidad y variedad de instituciones y partes interesadas en todos los aspectos del desarrollo en nuestros países, el BID está en una posición única para hacer frente a este gran desafío.

http://blogs.iadb.org/ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés