Junta de Andalucía, empresarios y científicos diseñan las líneas futuras para la implantación sostenible de la energía eólica

El gran éxito de participación de este encuentro pionero, con más de 200 asistentes de diferentes países, ha permitido ahondar en las soluciones de progreso para reducir al máximo los problemas que puedan generar la instalación de nuevos parques eólicos y corregir los que se puedan producir en los ya existentes. El Congreso, organizado por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia y la de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, ha contado con la colaboración de la Agencia Andaluza de la Energía, la Fundación Migres, SEO/Birdlife, la Sociedad Portuguesa para el Estudio de la Aves (SPEA) y algunas de las empresas más relevantes del sector.

Entre las conclusiones del Congreso figura como base la necesidad de colaboración entre Administraciones públicas, promotores del sector eólico y comunidad científica para alcanzar el objetivo de conciliar energía eólica y conservación de la fauna. Un trabajo conjunto que ya es una realidad, como se ha puesto de manifiesto a lo largo de la celebración de este encuentro, donde además se ha reafirmado el liderazgo de Andalucía a nivel internacional en la investigación e implantación de medidas que palien la mortandad de aves en los parques eólicos.

 

Los resultados del Congreso han subrayado la necesidad de que los Estudios de Impacto Ambiental incluyan análisis rigurosos que permitan conocer las especies existentes en el entorno de los parques eólicos, su abundancia, distribución y su evolución espacio-temporal, antes y después de la construcción de un parque eólico, así como la realización de seguimientos estandarizados de los efectos directos e indirectos sobre las poblaciones. También se ha constatado que los Estudios de Impacto Ambiental deben evaluar en el futuro los riesgos a escala de molino y no de parque, lo que permitirá realizar predicciones de impacto más precisas tras evidenciarse que no existen parques peligrosos, sino molinos peligrosos.

- Advertisement -

 

Durante la celebración del Congreso también se ha señalado la importancia de desarrollar nuevas metodologías, especialmente útiles para evaluar el riesgo potencial de los parques y para adoptar medidas específicas de prevención, mitigación o corrección. En los últimos años se ha avanzado considerablemente en los sistemas de recogida y análisis de la información, así como en la modelización de impactos que permiten reducir en niveles muy altos la mortalidad y afección a la fauna en parques eólicos ya instalados. Aún así, las partes implicadas han reiterado que se debe seguir apostando por el desarrollo tecnológico, que pasa por la utilización de nuevas herramientas basadas en el uso de túneles de viento y aplicaciones informáticas de simulación para conocer con absoluta precisión los itinerarios y movimientos de las aves y murciélagos en el entorno de los parques eólicos. Se proponen también nuevos métodos de evaluación de los impactos paisajísticos, que serían de gran ayuda en los procesos de selección de los emplazamientos eólicos. Con este conjunto de medidas se aportarían soluciones viables para compatibilizar la conservación de la biodiversidad y el desarrollo de la energía eólica.

Por último, los congresistas han insistido en la necesidad de avanzar hacia una regulación estatal básica que armonice las heterogéneas normativas existentes, así como extender esa regulación normativa al ámbito europeo e internacional. También, y de manera unánime, los participantes en el Congreso han abogado por el rápido establecimiento en España de la energía eólica marina.

 

Un encuentro sin precedentes

 

El Congreso celebrado estos días en Jerez de la Frontera es el primero de carácter científico y nacional dedicado a analizar la afección de los parques eólicos en la fauna, tras la implantación de éstos hace más de dos décadas en la provincia de Cádiz. En él se han reunido cincuenta instituciones y los más prestigiosos investigadores y expertos tanto nacionales como internacionales en un encuentro sin precedentes que ha gozado de una altísima participación.

 

El I Congreso Ibérico sobre Energía Eólica y Conservación de la Fauna supone un punto de inflexión en el programa de control de mortalidad en los parques eólicos puesto en marcha por la Junta de Andalucía en 2005 y que ha arrojado resultados muy positivos. A lo largo de estos años la Consejería de Medio Ambiente ha reforzado la vigilancia ambiental en los parques, logrando reducir significativamente la mortandad de aves por colisión. El trabajo de la Junta ha logrado asimismo el compromiso de los promotores eólicos, como muestran las cerca de 5.000 paradas de emergencia realizadas durante el año 2010.

www.fundacionmigres.orgECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés