La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies lamenta la sentencia absolutoria del Juzgado de lo Penal nº1 de Avilés por el incendio que arrasó 1.616,72 hectáreas

Sentencia conocida en el día de ayer, tras un largo juicio. Sorprendentemente se valoraron las pruebas de la defensa realizadas por peritos pagados por las empresas demandadas, la poderosa eléctrica EON antes Electra de Viesgo y la poderosa subcontrata Applus antes Norcontrol (The Carlyle Group)).

 

El juzgado desacredito los informes objetivos de los organismos públicos presentados por las BRIPAS (Brigadas de Investigación de Incendios Forestales del Principado de Asturias dependientes de Bomberos de Asturias) y el realizado por el SEPRONA, así mismo como las declaraciones de la guardería del Principado y los testigos de la zona.

 

Nos resulta inconcebible a la Coordinadora que tenga mas valor las pruebas de unos peritos contratados por las eléctricas para decir lo que ellas quieran que los realizados por organismos independientes como son el Bripas y el Seprona que son públicos y objetivos.

Hay que recordar que la Fiscalia consideraba probado de acuerdo a las pruebas objetivas  que el fuego se desencadenó por el contacto de los conductores de una línea eléctrica y las ramas de unos pinos que no guardaban la distancia reglamentaria. El fuego se inició entre la una y las dos de la tarde del 21 de mayo de 2006. Debido al fuerte viento que había ese día, se produjo un contacto entre los conductores de la línea eléctrica de media tensión entre Busindre y Naraval y las ramas de diversos pinos que no guardaban la distancia reglamentariamente impuesta para evitar ese riesgo. Se elevó la temperatura de las ramas, que se precipitaron ardiendo sobre la gran cantidad de combustible vegetal que había en la calle o la faja de seguridad sobre la que discurre la línea eléctrica, la cual debería haber estado exenta de matorral espontáneo y de vegetación seca

La sentencia no queda probada la causa del incendio, por lo que impide que se reclame por la vía civil los cuantiosos daños sufridos por los vecinos de las parroquias de Valdes propietaria de los montes, así como los mas de 50.000 euros que gasto el Principado en la extinción del grave incendio. Tampoco ve va poder reclamar los costes de la restauración completa de la zona que ahora difícilmente se podrá acometer.

Una vez más se demuestra que las grandes empresas salen casi siempre libradas de los delitos que cometen, porque siempre consiguen con dinero quienes informen favorablemente para ellos, al final el daño medioambiental queda sin solución.

 

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés