Incendios forestales, la meteorología no es la única explicación

El Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha expresado este miércoles su «preocupación» por el incremento del número de incendios forestales registrado en España en lo que va de año, y ha advertido de que las condiciones meteorológicas «infinitamente peores» no pueden ser la única explicación de la «persistencia de esta preocupante realidad».

   En un desayuno informativo organizado por Europa Press, Torres-Dulce ha destacado, no obstante, el incremento de actuaciones contra los culpables. «La buena noticia en este terreno es que casi se han triplicado las detenciones y la apertura de procesos judiciales, lo que significa, por dar una noticia positiva, que las labores de investigación policiales están dando su fruto y van a llevar ante los tribunales de Justicia a estos ciudadanos tan poco consecuentes», ha señalado.

   Según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente actualizados a 23 de septiembre a los que ha tenido acceso Europa Press, se han producido en España 14.050 siniestros este año, de los que 4.682 fueron incendios y 9.368, conatos.

   De los siniestros registrados, 37 fueron grandes incendios –afectan a más de 500 hectáreas– frente a los 9 de este tipo que se registraron el año pasado y a los once del año 2010. No obstante, en 2003 y 2005 se produjeron 43 fuegos de esta magnitud y en 2006 llegaron a ser 58.

   En total, ha ardido una superficie de 189.320 hectáreas, tres veces más que en 2011, cuando fueron 54.659. Este es el peor dato de la última década, supera en 85.286 hectáreas la media de zona quemada en todo el decenio.

   El territorio arrasado por el fuego desde enero equivale al 0,68 por ciento de la superficie forestal española, cuando de media, en toda la década ha ardido el 0,37 por ciento. De la superficie quemada, 106.993 hectáreas eran de monte abierto y matorral y 75.695 correspondían a superficie arbolada. También ardieron 6.632 hectáreas de pasto y dehesa.

   Por áreas geográficas, la zona más castigada ha sido el noroeste de España, que ha soportado el 51,06 por ciento de los incendios, quemando el 27,04 por ciento del total de superficie arbolada y el 34,67% de superficie forestal arrasadas este año en todo el país.

   Asimismo, en diversas comunidades del interior se han registrado tres de cada diez fuegos, que han quemado terreno equivalente al 18% de la superficie arbolada y el 16,64% de la forestal afectadas a nivel global. Mientras, el área mediterránea ha absorbido el 15,89% de los incendios aunque su superficie afectada tanto de árboles como de monte representa el 45,19% y el 42% del total nacional, respectivamente.

   Por su parte, las Canarias han padecido el 0,78% de los siniestros y la superficie afectada representa el 9,76 por ciento de la arbolada y el 6,69 por ciento de la forestal quemada en toda España.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés