Se abre la temporada de recolección de setas en el Paraje de Poblet (Cataluña)

El Departamento de Agricultura inicia el bosque de Poblet, propiedad de la Generalitat, una prueba piloto para regular la recolección de setas que pretende favorecer la gestión forestal y el desarrollo rural. Los boletaires pueden obtener desde hoy una autorización que tiene un coste de 10 euros por temporada y que permite recoger setas en más de 3.000 hectáreas, la recaudación revertirá directamente en la mejora del hábitat micológico de la zona regulada. 
 
El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural informa que, a partir de hoy, 10 de octubre de 2012, se podrán tramitar las autorizaciones del Plan piloto para la regulación de la recolección de setas en el Paraje Natural de Interés Nacional (PNIN) de Poblet y su zona de influencia.
 
El Departamento ha establecido una normativa específica para los montes de propiedad de la Generalitat del PNIN de Poblet y su zona de influencia. Se trata de una prueba piloto que permitirá hacer un estudio sobre las repercusiones que la recolección de setas tiene sobre los terrenos forestales y poder establecer la ordenación de esta actividad en el marco de la protección del medio y del uso racional y equilibrado del territorio. Es la primera vez que la Generalitat regula esta actividad y lo hace en bosques de su propiedad y en una zona de gran afluencia de buscadores de setas.
 
Los buscadores de setas deberán tener una acreditación con un coste de 10 euros por temporada que permite recoger setas en más de 3.000 hectáreas. La recaudación revertirá directamente en la mejora del hábitat micológico de la zona regulada.
 
En cumplimiento de la normativa reguladora de Recolección de setas en el Paraje Natural de Poblet, y tras observar los primeros hongos saprófitos en las parcelas de muestreo, surgidos con la lluvia caída el pasado 29 de septiembre, el equipo gestor del Paraje Natural de Poblet ha dado por fijada la temporada setas 2012-2013. Además, el Servicio Meteorológico de Cataluña prevé nuevas precipitaciones en la zona que podrían hacer aparecer más setas.
 
Las autorizaciones del Plan piloto para la regulación de recolección de setas en el Paraje Natural de Interés Nacional de Poblet y su zona de influencia se podrán obtener los siguientes lugares:
 
Los habitantes empadronados en la Espluga de Francolí, Montblanc, Prades y Vimbodí i Poblet podrán solicitar la autorización a las oficinas de su ayuntamiento.
 
El resto de autorizaciones se podrán tramitar presentando la hoja de solicitud disponible en la web del Departamento en la Oficina Comarcal del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural en Montblanc, la Oficina Comarcal de Turismo en Monasterio de Poblet y la Oficina Municipal de Turismo de Montblanc.
 
De acuerdo con la Orden AAM/254/2012, el precio público es de 10,00 € y se abonará en un único pago por temporada y persona. Para las personas vecinas de las poblaciones integradas en la zona regulada el precio será de 1, 00 €, y para las personas jubiladas y los menores de menos de 17 y de más de 14 años será de 5,00 €. Los menores de 14 años no tendrán que pagar.
 
La propuesta del plan piloto
 
La duración del plan es de dos años, y se aplica a los montes públicos propiedad de la Generalidad de Cataluña dentro del ámbito territorial del Paraje Natural de Interés Nacional de Poblet y los montes públicos contiguas de su zona de influencia. Concretamente, abarca 2.276 ha del término municipal de Vimbodí i Poblet, 221 de la Espluga de Francolí, 798 de Montblanc y 18 de Prades. Además de los bosques de la Generalitat, se suman 207 ha del bosque propiedad del Ayuntamiento. En total, la zona de aplicación de la normativa reguladora abarca 3.520 ha.
 
Autorizaciones de recogida de setas
 
Se pueden recolectar como máximo 6 kilogramos por persona y día. Las personas solicitantes recibirán un documento acreditativo nominal que permitirá a la persona física que lo posea ir a coger setas durante toda la temporada.
 
Las zonas autorizadas estarán debidamente señalizadas y las infracciones se sancionarán según establecen las leyes forestales. La vigilancia de la zona se hará a través del cuerpo de Agentes Rurales del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural.
 
La motivación de la normativa y el bosque de Poblet
 
En los últimos 20 años, la actividad de recolección de setas ha sufrido un incremento de practicantes desmesurado. El bosque de Poblet es una zona boletaire de gran calidad en las comarcas tarraconenses (masa forestal bien gestionada, características del suelo, orientación, gran variedad micológica). En años de buena cosecha setas, condicionada por precipitación y climatología favorables, hay una gran afluencia de «cazadores de setas» en el bosque de Poblet y zonas limítrofes, las buenas comunicaciones y los núcleos urbanos próximos comportan una afluencia de visitantes excesiva para la zona.
Las características del suelo de los bosques públicos del PNIN y los limítrofes, suelos silíceos y ácidos, conllevan una variedad de hongos mucho más rica que la existente en suelos calcáreos y básicos. Estas características dentro de las comarcas de Tarragona sólo se dan en el bosque de Poblet y algunas zonas del Priorat y el Baix Camp.

El bosque de Poblet tradicionalmente es una zona setas muy buena debido a su masa forestal y variedad florística, las características de su suelo y las reforestaciones llevadas a cabo durante los años sesenta del siglo pasado (Pinus pinaster sobre pizarras) que han supuesto una importante micorrización del sistema radical de estas reforestaciones jóvenes con una gran producción de níscalo por ha superior a 80 kg / ha en años buenos. El incremento de boletaires conlleva que los terrenos forestales sufran una concurrencia de visitantes excesiva, no controlada, lo que perjudica considerablemente el manto forestal, es en detrimento de su producción y, lo que es más grave, daña el micelio y las raíces de las especies forestales micorrizadas.

Aparte de todos estos daños directos, hay un conjunto de afectaciones derivadas de la actividad propia como son los daños en caminos y senderos por el tráfico concentrado de vehículos y personas, y, aún más grave, la gran cantidad de desechos abandonados en el medio forestal, lo que conlleva que el grupo de mantenimiento del Paraje tenga que hacer trabajo extra durante un período estimado de dos meses después de la temporada de setas.

Además, las setas tienen un precio de mercado muchas veces elevado. Sin embargo, actualmente en Cataluña su recolección es gratuita y no genera ningún beneficio directo al propietario forestal, pero sí conlleva en cambio perjuicios. Este hecho es totalmente injusto para el propietario que lo tiene que gestionar, dado que el mantenimiento de la masa forestal en buenas condiciones es un beneficio medioambiental para la sociedad de valor incalculable.

- Advertisement -

ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés