Navarra. La superficie de vegetación quemada este verano supera a la suma de los dos últimos años

El 78% de las hectáreas calcinadas corresponden a cuatro incendios, en Aras, Ujué, Zúñiga y Sorauren (Ezcabarte)

La campaña forestal de este pasado verano se ha dado por finalizada con más superficie quemada que la suma de las hectáreas afectadas en los dos últimos estíos. Según el balance del Gobierno de Navarra, entre los meses de junio y septiembre han ardido 1.639,20 hectáreas de vegetación, frente a las 738,84 de 2011 y las 329,44 de 2010.

Cabe destacar que el 78% de las hectáreas calcinadas este verano corresponden a la superficie quemada en los incendios que tuvieron lugar en Aras (966 hectáreas), Ujué (237 hectáreas), Zúñiga (50,77 hectáreas) y Sorauren -Ezcabarte- (24 hectáreas).

Por su parte, el número de incendios de vegetación declarados también ha aumentado en comparación con la campaña desarrollada en el verano de 2011. Así, se ha pasado de 408 incendios en 2011 a 536 este pasado verano, un 31% más. En 2010 fueron 426. El mes con mayor número de incendios ha sido julio, con 183 (el 34% del total) y 471,70 hectáreas quemadas. Le sigue agosto con 139 incendios y 1.020 hectáreas calcinadas.

- Advertisement -

Estos datos arrojan una media de 3 hectáreas calcinadas por cada incendio de vegetación declarado este verano, índice empleado para valorar la eficacia de los servicios de extinción de incendios.

Los parques comarcales de bomberos con más intervenciones en incendios de vegetación este verano han sido el Central con 102; los comarcales de Tudela y Estella, con 82 y 71, respectivamente; y el urbano de Pamplona con 70. Menos actividad han registrado los efectivos de los parques comarcales de Peralta, que han intervenido en 42 incendios, Tafalla en 41, Lodosa en 39, Alsasua en 27 y Oronoz en 25. El resto de parques comarcales (Sangüesa, Burguete y Navascués) no han llegado a la veintena de intervenciones cada uno: 18, 8 y 7, respectivamente.

El riesgo de incendio de vegetación en Navarra durante la mayor parte de este verano ha sido alto o muy alto debido a las condiciones meteorológicas. Prueba de ello son los 39 días consecutivos, entre junio y julio, en los que no se registraron precipitaciones en las estaciones del Gobierno de Navarra en la zona sur y media de la comunidad y las altas temperaturas de agosto, que superaron las medias históricas en hasta tres grados.

Finalizan las restricciones sobre el uso del fuego y uso de vehículos a motor establecidas en verano

Por otra parta, hoy finalizan las restricciones sobre el uso del fuego, así como de los vehículos a motor y de maquinaria agrícola, que entraron en vigor el pasado 13 de julio con el fin de evitar incendios forestales durante el verano, según recoge la orden foral del consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, José Javier Esparza, publicada hoy en el Boletín Oficial de Navarra. Esta orden deja sin efecto la anterior publicada con el fin de establecer las limitaciones.

El fin de las restricciones viene indicado por el cambio de las condiciones meteorológicas, principalmente el descenso de las temperaturas y el aumento de la humedad relativa, por lo que se considera que el riesgo de incendios ha disminuido.

Además, esta orden foral recuerda que se mantiene vigente la Orden Foral 137/2012, de 20 de marzo, modificada por la Orden Foral 59/2012, de 13 de agosto, en la que se establecen los requisitos legales de gestión y buenas condiciones agrarias y medioambientales que deben cumplir los agricultores que reciban ayudas directas de la Política Agraria Común.

Dispositivo de extinción

La campaña forestal de verano comenzó el pasado 1 de junio y concluyó, de forma gradual, entre el 30 de septiembre y el 15 de octubre. En ella han intervenido tanto personal de la Agencia Navarra de Emergencias como del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local.

 

Al igual que en años anteriores, la Agencia Navarra de Emergencias ha contado para la campaña de prevención y extinción de incendios forestales con 748 bomberos, entre los 440 profesionales adscritos a la Agencia, los 150 bomberos voluntarios y el personal contratado de forma específica para la campaña de verano, 158 auxiliares. Los parques de bomberos que se han reforzado con personal eventual son el Central, Miluce, Estella, Tafalla, Sangüesa, Peralta, Lodosa y Tudela.

 

La activación de los recursos se realizó de modo gradual y todo el personal de refuerzo que participa en la campaña recibió formación específica en intervención en incendios forestales. De este modo, el 1 de junio se incorporó el personal de la Brigada Helitransportada, con base en Miluce. Ha estado integrada por 12 especialistas y 4 conductores y estaba capacitada para realizar una valoración tridimensional del incidente desde el cielo, evaluar la progresión del incendio y valorar la estrategia de extinción. También establecían con exactitud las coordenadas del incidente y daban información a la sala de gestión de emergencias del 112-SOS Navarra y a los mandos sobre las posibilidades, accesos, apoyos, etc.

 

El 11 de junio de 2012 se incorporó la mitad del personal contratado como refuerzo para los parques Central, Tafalla, Estella y Sangüesa. Y el 27 de junio se incorporó la el resto del personal destinado a esos parques y la totalidad de aquellos que refuerzan los parques de Tudela, Peralta y Lodosa. Por su parte el 29 de junio entró en servicio el personal de los puestos de vigilancia de Montejurra, El Perdón, Higa de Monreal y Arangoiti para visualizar posibles conatos de incendio, evaluar las características de las columnas de humo e informar al operativo.

 

Durante el mes de julio también se reforzaron los medios aéreos (dos helicópteros) con los que cuenta habitualmente la Agencia Navarra de Emergencias. Concretamente se incorporó un tercer helicóptero, con base en Miluce, y un avión de carga en tierra que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ubicó en el aeropuerto de Noáin y que estaba incluido en la red nacional de extinción de incendios forestales.

 

Conviene recordar que para combatir los incendios de vegetación la ANE también ha contado con 19 bombas forestales pesadas, 5 bombas nodrizas pesadas y 32 vehículos de transporte de personal repartidos por todos los parques de bomberos. Asimismo, como mínimo, 149 bomberos conformaron el turno de mañana y 178 el de tarde en los parques.

 

Actuaciones en el medio forestal

A lo largo de esta campaña forestal de verano el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local ha movilizado en 15 ocasiones al guarda de la demarcación donde se produjeron los fuegos de vegetación que afectaron a superficie forestal.

 

Se pueden destacar los incendios de: Zúñiga, 19 de julio, con 51 ha afectadas: 5 ha de terreno forestal y 46 ha de rastrojos; Ujue, 25 de julio, con 237 ha afectadas: 204 ha forestales y 33 ha de cultivos; (donde se movilizaron dos bulldozer que trabajaron ejecutando cortafuegos en los flancos); Sorauren, los días 16 y 23 de agosto, con 24 ha forestales. (donde se movilizó un bulldozer para habilitar accesos a las autobombas de bomberos); Aras, Bargota y Viana, el día 21 de agosto, con 966 ha afectadas: 393 ha arboladas, 231 ha de forestal no arbolada y 341 ha de cultivos e improductivos (se movilizó un bulldozer para perimetrar el flanco izquierdo del incendio).

 

Tanto los técnicos como los guardas del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local se han movilizado para asesorar técnicamente a la Agencia Navarra de Emergencias en los trabajos de extinción en cuanto a sus conocimientos del terreno, de las formaciones vegetales, de la red de pistas forestales, de los combustibles y de la relevancia ecológica de los sistemas forestales afectados.

 

El Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local ha establecido un protocolo que incluye a la totalidad del Guarderío Forestal y a 16 ingenieros de montes e ingenieros técnicos forestales. Así, durante la campaña de incendios de verano se ha dispuesto un dispositivo en el que diariamente dos técnicos y 9 guardas han estado localizables para su participación de apoyo a los dispositivos de extinción. En cuanto a medios materiales, este Departamento movilizó maquinaria forestal pesada en los incendios en que fue necesario hacerlo.

 

Investigación policial

Por su parte, desde comienzos de año la Policía Foral ha realizado 392 actuaciones relacionadas con incendios de vegetación, entre las que destacan el desarrollo de cuatro investigaciones, 34 diligencias y la tramitación de 48 denuncias administrativas por diversos incumplimientos de normativa relacionada con el fuego.

 

Las cuatro investigaciones se centraron en el incendio de Ujué y en los tres incendios de Sorauren (Ezcabarte). Cabe recordar que, como resultado de la investigación de Ujué, dos personas fueron imputadas por su presunta relación con el origen del fuego. Las investigaciones relativas a los incendios de Sorauren continúan abiertas.

 

En cuanto a las causas principales de los incendios de vegetación en Navarra, la Policía Foral destaca la quema de pastizales sin autorización, fundamentalmente en el norte de Navarra y al final del invierno; la quema de lindes, ribazos, espuendas…; trabajos con maquinaria en el medio natural; imprudencias en la quema de restos agrícolas; venganzas; apicultura; imprudencias en el uso del fuego recreativo; rayos; actividad ferroviaria; conducciones eléctricas en mal estado; y juegos de menores.

http://www.navarra.es/ – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés