Jornada de Gestion Forestal Sostenible de Ence

La Jornada Celta de Gestion Forestal Sostenible de Ence ha motivado la resurrección temporal con actores del poblado celta que habito hace miles de anos en ‘Los Barrancos’, un monte propiedad de la compañía donde convive hoy el cultivo de la madera con una de las dehesas mejor conservadas del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, con especies de aves protegidas, y con los singulares restos arqueológicos de un poblado de la Beturia celta declarados Bien de Interés Cultural, entre otros valores del entorno.

   La pequeña aldea de Castañuelo en Aracena ha sido el lugar elegido para desarrollar esta Jornada en la que colaboran con Ence, además del ayuntamiento serrano, la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte, la de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche y la ONG Bosques sin Fronteras, según ha informado la compañía en una nota.

   Los máximos representantes de todas las instituciones implicadas han participado en una singular Jornada que ha culminado con una visita teatralizada a los restos del poblado celta, cuya estructura es perfectamente «visible» y ha hecho posible que sus últimos pobladores volvieran a la vida en forma de actores que han interpretado las costumbres y formas de vida de esta antigua cultura.

   El alcalde de Aracena, Manuel Guerra, ha destacado la importancia de la puesta en valor de este espacio del municipio de gran valor ambiental e histórico como «complemento de la rica y variada oferta turística aracenense», al tiempo que ha reconocido la participación y colaboración de los vecinos de la aldea de Castañuelo, que siempre han sido «conscientes y defensores» del entorno privilegiado que habitan y, especialmente, de la oportunidad de investigar, recuperar y promover el conocimiento y disfrute de su singular poblado celta.

- Advertisement -

   Por su parte, la delegada de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha destacado que la finca de Ence, sobre un total aproximado de 600 hectáreas, encierra algunas de las zonas de dehesa «más valiosas y mejor conservadas» del parque Natural, así como una poderosa vegetación de ribera en sus vaguadas.

   Según ha destacado Carmen Lloret, «esas características, «junto a los valiosos restos arqueológicos del enclave, han motivado que incluyamos el sendero hasta el poblado como uno de las rutas peatonales autoguiadas de la oferta turística del Parque Natural«.

   La delegada de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha asegurado que, «de forma coherente con el compromiso adquirido al renovar la Carta Europea de Turismo Sostenible», el Parque Natural se encuentra desarrollando tres nuevos itinerarios: uno en Santa Ana, otro entre la Pena de Arias Montano y Castaño de Robledo y este de Aracena, en la finca ‘Los Barrancos’ gracias a la colaboración entre las Consejerías de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, la Consejería de Cultura y Ence como empresa propietaria de los terrenos.

   En el yacimiento arqueológico de Castañuelo se encuentran datos clave en la resolución de enigmas históricos con relación a la Edad del Bronce en Andalucia y a los componentes célticos de las poblaciones asentadas en la zona desde los comienzos de la II Edad del Hierro.

   Para la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte, este yacimiento arqueológico constituye un importante bien cultural que por su relevancia y significación a escala regional mereció su inscripción como Zona Arqueológica en el Catalogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, asignándole el máximo rango de protección que contempla la vigente Ley del Patrimonio Histórico de Andalucia.

   Así, el importante numero de enterramientos en cistas de la necrópolis de la Edad del Bronce, las estructuras habitacionales excavadas del poblado prerromano, además de otras características, entre ellas la cultura material documentada, convierten a este yacimiento en una fuente de datos de referencia para llegar a conocer y comprender la Prehistoria y la Protohistoria de la Sierra de Aracena y del conjunto de Suroeste peninsular.

RESPONSABILIDAD SOCIAL

   Dentro de la política de responsabilidad social corporativa de Ence, basada en la interlocución directa y cercana con las comunidades del entorno de sus actividades, la compañía va a seguir trabajando en la mayor divulgación de los beneficios de una gestión forestal sostenible como fuente de riqueza y de recursos, y como garantía de conservación para los valores naturales e históricos de los espacios forestales.

   En línea con esta política de responsabilidad social corporativa, la compañía ha cedido a la asociación ‘Los Molinos’ de Castañuelo la exposición permanente ‘Casta’, una colección de fotografías del entorno de la aldea que se suma a la oferta turística para los futuros visitantes.

   Igualmente, y en colaboración con Bosques Sin Fronteras, Ence ha hecho la entrega simbólica al delegado de Educación, Cultura y Deporte, y al alcalde de Aracena, de los ‘Cuentos desde el Bosque’ para los centros escolares de la Sierra onubense, cuentos ilustrados con los árboles y los bosques como protagonistas que transmiten a los más pequeños la importancia de su conservación.

   Por otro lado, también dentro del compromiso de Ence con la sensibilización y divulgación de la importancia del entorno natural para la Sociedad se enmarca la edición, distribución y programa de dinamización de la Guía Natural de Hueva editada por la ONG Bosques Sin Fronteras con el patrocinio de la compañía.

   La Guía Natural (http://www.bosquessinfronteras.org) es una propuesta de destinos a visitar en el rico entorno natural de la provincia onubense, una publicación que Ence ha convertido en un eje de comunicación con el que poner en valor los beneficios de una gestión forestal sostenible. La finca de ‘Los Barrancos’ en la localidad de Aracena es uno de los destinos propuestos.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés