8.000 ejemplares plantados para evitar la desaparición de especies de flora en la Comunitat Valenciana

La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha desarrollado un «ambicioso» programa de actuación para la evitar la desaparición de especies de flora en la Comunitat Valenciana, especies que en el caso de los endemismos valencianos supondría la desaparición de la planta en todo el mundo, y por el que ha plantado más de 8.000 ejemplares para evitar la desaparición de especias de flora en la Comunitat.

   El director general del Medio Natural, Alfredo González, ha explicado que la «necesidad» de este proyecto que se enmarca en las actuaciones de conservación y desarrollo de la Red Natura 2000 financiada con fondos Feader y que ha supuesto, «sólo en el último año, la plantación de más de 8.000 ejemplares de diferentes especies», según ha indicado en una información facilitada por la conselleria a Europa Press.

   Especies como la silene de Ifac, la alfalfa arbórea, el arraclán o la saladilla de Dufour, todas ellas consideradas en peligro de extinción, están enmarcadas en este programa que está dando sus primeros resultados y que, en algunos casos, ha permitido un claro aumento de sus poblaciones.

   Así, el arraclán, planta de la que en 2005 únicamente se tenían censados 22 ejemplares, se ha reproducido y, en la actualidad, desde la conselleria se han introducido alrededor de 390 ejemplares en 19 nuevos emplazamientos.

   En el caso de la Silene de Ifac, especie que cuenta con un plan de recuperación aprobado, los trabajos desarrollados has permitido pasar de las cuatro poblaciones existentes a un total de siete enclaves lo que ha incrementado el número total a los 125.

   Otra de las especies que se han visto beneficiadas por este proyecto ha sido el Limonium dufourii, una saladilla exclusiva de la Comunidad Valenciana restringida a las costas rocosas y playas de las provincias de Valencia y Castellón.

   Dado las «fuertes amenazas» a las que están sometidas sus poblaciones, se han desarrollado trabajos de refuerzo poblacional en tres de ellas (Racó de l’Olla y Marjal dels Moros en Valencia, y dentro del Parque Natural del Prat de Cabanes en Castellón). En total se han incorporado 3.680 plantas entre los tres enclaves, lo que supone un incremento del 634 por ciento respecto al censo de esta especie en 2005, o lo que es lo mismo, multiplicar por 6 el tamaño poblacional conocido en 2005.

   Por último, la alfalfa arbórea o Medicago citrina es una especie catalogada como «vulnerable» por el Catálogo Valenciano de Especies de Flora Amenazada y considerada por la UICN como una de las 50 plantas más amenazadas del Mediterráneo. Los trabajos de recuperación han consistido en la producción de planta a partir de semillas de las plantas del Illot de la Mona y la introducción de plantas en el continente, fundamentalmente dentro de la Microrreserva de Flora del Cabo de San Antonio.

   En total se han introducido en esta nueva población un total de 35 plantas en 0,5 ha durante una primera fase de actuación que se han instalado con éxito, han florecido y fructificado con normalidad.

RECOGER, PRODUCIR, PLANTAR

   Los trabajos se distribuyen en varias fases, la primera de ellas se centran en la recolección de semillas de cada una de las especies, se preparará y conservará el material recogido en condiciones que aseguren su permanencia a  largo plazo, en el Centro de Investigación y Experimentación Forestal y a continuación la producción de plantones. Todo ello con el objetivo final de introducir estas especies en el medio natural.

   Precisamente, fruto de este proyecto, durante el año pasado, el Centro de Investigación y Experimentación Forestal, produjo un total de 27.476 ejemplares de 95 especies distintas.

   Respecto a las plantaciones en el medio natural se han plantado un total de 26 especies y 8.292 ejemplares. Dentro de espacios Red Natura 2000, las especies que cuentan con un mayor número de ejemplares plantados fueron Limonium dufourii en L’Albufera y Prat de Cabanes; Limonium perplexum en Serra d’Irta, Limonium lobatum en la Isla de Tabarca o la Gypsophila bermejoi en la Puebla de San Miguel.

PLANTACIÓN DE 200 TEJOS EN CHERA-SOT DE CHERA

   Las últimas actuaciones desarrolladas en el  marco de este programa se han centrado en el Parque Natural de Chera-Sot de Chera en el que está previsto plantar más de 500 ejemplares de diferentes especies, entre las que se encuentran más de 200 tejos repartidos en diferentes localidades dentro del Parque Natural.

   Concretamente, los trabajos que se están llevando a cabo en la actualidad, se han centrado en áreas previamente elegidas situadas próximas a las tejeras ya existentes en la zona, pero también en nuevos enclaves considerados idóneos para albergar nuevas tejeras, lo que contribuirá a mejorar el estado de conservación de esta especie en la provincia de Valencia.

   Todos estos trabajos que culminan con las plantaciones vienen precedidos por acciones de recolección de semillas de las especies de mayor interés (quejigo, sabina, madroño, durillo, arce y espino, entre otros) germinación y producción de la planta durante varios años y, finalmente, introducción en el medio natural.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Qué son las especies invasoras

Animales tóxicos

Protección de la UE al lobo retrocede

Importancia de la biodiversidad