Reconocido por el Gobierno vasco. El macizo Hernio-Gazume, Zona de Especial Conservación

El Gobierno vasco ha reconocido como ‘Zona de Especial Conservación’ (ZEC) al macizo de Hernio-Gazume, una formación calcárea ubicada entre los valles de los ríos Urola y Oria, en Gipuzkoa, y en la que destacan sus cimas rocosas como el desarrollo de cuevas kársticas en el subsuelo.

   Según ha informado el Gobierno vasco, la zona da refugio a numerosas especies silvestres de fauna y flora de interés comunitario, así como a otras especies de especial interés para la biodiversidad del País Vasco, pues son endémicas de la zona.

   «Con la declaración de Hernio como ZEC, la segunda tras el macizo de Arno en Mutriku, se garantizará el mantenimiento o restablecimiento del estado de conservación favorable de hábitats naturales y especies considerados claves», ha explicado el viceconsejero de Medio Ambiente, Josean Galera.

   Según ha señalado, se consideran hábitats clave de la ZEC Hernio-Gazume las cuevas y cavidades kársticas, los bosques y los pastizales. Las cuevas constituyen refugios de varias especies de quirópteros (murciélagos), seis de ellas catalogadas como vulnerables o en peligro de extinción en el País Vasco.

- Advertisement -

   También albergan otras especies de fauna especializada, rara y en su mayoría endémica. Se han detectado diez taxones endémicos de Gipuzkoa, y tres de ellos únicamente en Hernio-Gazume.

HAYAS Y ROBLES

   En cuanto a bosques y pastizales, Hernio-Gazume presenta fundamentalmente bosques de hayas y robles, aunque el uso ganadero ha originado amplias superficies abiertas de pastos y matorral de interés comunitario. Alberga rodales de bosques maduros y árboles trasmochos de alto interés ecológico, que constituyen el hábitat de cría, refugio y alimentación de un elevado número de especies de fauna amenazadas.

   Galera ha manifestado que, con respecto a las especies silvestres de fauna y de flora de interés comunitario, recogidas en la Directiva Hábitats 92/43/CEE y presentes en la zona, se prestará especial atención a la conservación de quirópteros y de fauna saproxílica (varios tipos de escarabajos y una especie de caracol).

   Asimismo, se garantizará la supervivencia y reproducción de aves como el buitre leonado o el alimoche, mediante la protección de los puntos de nidificación, la conservación de la superficie de alimentación (pastos y matorrales) y la actuación sobre las causas de mortandad no naturales, entre las que se encuentran las ocasionadas por los tendidos eléctricos y por envenenamientos.

   Aparte de los elementos clave que requieren una gestión activa y de medidas concretas, en la ZEC Hernio-Gazume también existen hábitats naturales y especies de flora y fauna silvestre considerados en ‘régimen de protección especial’. Es decir, son hábitats o especies merecedoras de una atención y protección particular por su valor científico y ecológico, y por su singularidad, rareza o grado de amenaza.

   En esta categoría se enmarcan hábitats como los brezales, las pendientes rocosas cubiertas de vegetación y las alisedas. También se encuentran varias especies de flora, como algunos tipos de narcisos, el acebo o el tejo; y de fauna, como el lagarto verde, el milano real, el halcón peregrino o el chotacabras.

52 ZEC EN EUSKADI

   «Desde el Gobierno vasco seguimos adelante con este compromiso con nuestro patrimonio natural a la hora de recuperalo y conservarlo. Las Zonas de Especial Conservación tienen por objetivo la preservación de hábitats naturales y semi-naturales de interés comunitario, debido a su singularidad, vulnerabilidad o al papel ecológico fundamental que desempeñan las especies de fauna y flora», ha explicado José Antonio Galera.

   En Euskadi, serán en total 52 las futuras ZEC, 19 de ellas en Gipuzkoa: junto a Hernio-Gazume, se suman el Río Arakil, Arno, Aizkorri-Aratz (Gipuzkoa y Araba), Izarraitz, Ría del Urola, Alto Oria, Pagoeta, Garate-Santa Bárbara, Inurritza, Ría del Oria, Aralar, Río Araxes, Río Leizaran, Ulia, Río Urumea, Aiako Harria, Jaizkibel y Txingudi-Bidasoa.

   En total, más del 20 por ciento del suelo vasco estará integrado en la Red Natura 2000, que aglutina las áreas de especial protección para la conservación de la biodiversidad en la Unión Europea y que constituye el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en Europa.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés