Los pingüinos prosperaron por el calentamiento hace 30.000 años al retirarse el hielo

Los autores de este trabajo, un equipo internacional, dirigido por científicos de las universidades de Southampton y Oxford, en  Reino Unido, utilizó una técnica para estimar la diversidad genética que surgió cuando la corriente de la diversidad de los pingüinos y recrear el tamaño de población en el pasado

Entre la última edad de hielo y hasta hace unos 1.000 años los pingüinos se beneficiaron del calentamiento del clima y la retirada de hielo. Asi, la reciente disminución de los pingüinos puede deberse a que el hielo está retrocediendo demasiado lejos o demasiado rápido.

Los autores de este trabajo, un equipo internacional, dirigido por científicos de las universidades de Southampton y Oxford, enReino Unido, utilizó una técnica para estimar la diversidad genética que surgió cuando la corriente de la diversidad de los pingüinos y recrear el tamaño de población en el pasado.

Analizando los 30.000 años antes de que la actividad humana impactara en el clima, cuando la Antártida se calentaba gradualmente, encontraron que tres especies de pingüinos: Barbijo, Adelia y las poblaciones de Gentoo en el sur aumentaron en número. Por el contrario, los pingüinos Gentoo en las Islas Malvinas se mantuvieron relativamente estables, al no verse afectados por un fuerte cambio en la extensión del hielo.

La autora principal del artículo sobre la investigación publicado en ‘Scientific Reports‘, Gemma Clucas, del Departamento de Ciencias de la Tierra y Oceánicas de la Universidad Southampton, explica: «Mientras pensábamosen los pingüinos como típicamente dependientes del hielo, esta investigación muestra que durante la última edad de hielo probablemente había demasiado hielo alrededor de la Antártida para sustentar a las grandes poblaciones que vemos hoy».

Los pingüinos que analizaron estos expertos necesitan terreno sin hielo para reproducirse y para ser capaces de acceder al océano para alimentarse. «Las extensas capas de hielo y el hielo marino alrededor de la Antártida la habrían hecho inhóspita para ellos», agrega esta experta.

«Lo que es particularmente interesante es que después de la edad de hielo todas las poblaciones de estos pingüinos fueron ‘ganadores’ con el cambio climático, lo que significa que el calentamiento del clima les permitió expandirse y aumentar en número. Sin embargo, no es el modelo que vemos hoy. Los pingüinos Adelia y Barbijo parecen estar disminuyendo debido al cambio climático alrededor de la Península Antártica, por lo que se han convertido en ‘perdedores’. Sólo el pingüino Gentoo sigue siendo un ‘ganador’ y sigue expandiéndose hacia el sur», detalla.

Por su parte, el doctor Tom Hart, del Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford y autor del artículo matiza que no están diciendo que el calentamiento del clima de hoy sea bueno para los pingüinos. «De hecho, el declive actual de algunas especies de pingüinos sugiere que el calentamiento del clima ha ido demasiado lejos para la mayoría de los pingüinos», sentencia este investigador.

«Encontramos que durante los últimos 30.000 años, diferentes especies de pingüinos respondieron de manera muy distinta a un mundo que se calentaba gradualmente, algo que no cabía esperar dado el rápido daño que el actual calentamiento parece estar haciendo en los pingüinos», añade Hart.

Para estimar la diversidad genética de esta especie, los investigadores recogieron plumas y muestras de sangre de 537 pingüinos en las colonias alrededor de la Península Antártica y secuenciaron una región del ADN mitocondrial que evoluciona con relativa rapidez.

Mediante el uso de la tasa de mutación de esta zona de ADN como un punto de calibración, estos expertos lograron trazar cómo el tamaño de estas poblaciones varió con el tiempo. «Durante la última edad de hielo, la Antártida estaba rodeada por un cien por cien más de hielo marino invernal que hoy –dice Hart–. A medida que el hielo se retiró, estos pingüinos tuvieron acceso a sitios de reproducción cada vez más abiertos al mar para alimentarse».

«A pesar de que el histórico calentamiento abrió nuevas oportunidades para los pingüinos, no se debería asumir que el rápido calentamiento actual causado por la actividad humana es bueno para ellos en su conjunto. Evidencia de otros estudios muestra que el cambio climático hoy está creando un montón de perdedores y pocos ganadores», prosigue Clucas.

De hecho, alerta de que las poblaciones de Adelia y Barbijo alrededor de la Península Antártica están disminuyendo rápidamente, probablemente, como resultado de las reducciones del hielo del mar haciendo que se reduzcan los stocks de camarones de los que se alimentan, mientras que las poblaciones de los pingüinos Gentoo, que no dependen tanto del camarón, crecen y se expanden.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés