Actualizar

martes, febrero 7, 2023

Barcelona, más espacios para pasear perros sueltos

La nueva ordenanza, que previsiblemente entrará en vigor el 1 de octubre, prevé una moratoria de 18 meses para establecer nuevas áreas donde los perros puedan ir sin correa en todos los distritos.

La comisión municipal de Presidencia del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este miércoles con el apoyo del Gobierno municipal y del PSC, la abstención de ICV-EUiA y UpB –donde se integra ERC– y el voto en contra del PP la nueva ordenanza de animales, que prevé más espacios donde los perros puedan pasear sin correa y deberá ser aprobada definitivamente en el próximo pleno.

La nueva ordenanza, que previsiblemente entrará en vigor el 1 de octubre, prevé una moratoria de 18 meses para establecer nuevas áreas donde los perros puedan ir sin correa en todos los distritos.

Además, establece la creación del nuevo carné de tenencia cívica responsable, que permitirá a los dueños que lo tengan pasear a sus perros sin correa en espacios compartidos en un horario limitado.

El concejal de Presidencia, Jordi Martí, ha destacado que se trata de una ordenanza innovadora que situará a Barcelona al frente de las políticas públicas de protección animal, y ha resaltado que es «omnicomprensiva con la realidad de todos los animales de la ciudad».

El PSC ha votado a favor, mientras que ICV-EUiA y UpB se han abstenido porque la consideran insuficiente, y el PP ha votado en contra porque «no solucionará muchos de los problemas» relacionados con los animales, ha señalado el concejal Óscar Ramírez, entre otras razones.

En declaraciones a los periodistas, Martí ha destacado que también han aprobado el «primer paso» para construir un nuevo centro de acogida de animales de compañía, con un convenio urbanístico para situarla en unos terrenos del consistorio ubicados en el municipio de Montcada i Reixac.

Ha recalcado que «se materializará el próximo mandato», y ha destacado que se tratará de un equipamiento para animales con vocación metropolitana, ya que no sólo acogerá animales de la capital catalana.

SINDICATURA DE GREUGES

La comisión ha aprobado por unanimidad una proposición del PSC para instar al Gobierno municipal a que convoque una comisión mixta entre el Ayuntamiento y la Generalitat para incluir a la Sindicatura de Greuges de la ciudad en la Carta Municipal.

El primer teniente de alcalde, Joaquim Forn, ha apoyado la proposición y ha pronosticado que «no habrá ningún inconveniente por parte de la Generalitat», por lo que una comisión mixta en octubre o noviembre podría aprobar la inclusión, ha dicho.

El concejal socialista Guillem Espriu ha destacado que su inclusión incrementaría la legitimidad de la institución, mientras que la concejal popular Ángels Esteller ha considerado que se debe «fortalecer el binomio entre la Síndica y el Ayuntamiento».

El líder ecosocialista municipal, Ricard Gomà, ha resaltado que se trata de «una institución vertebradora de la ciudad», y el concejal de UpB Joan Laporta ha defendido que es una figura consolidada, por lo que su inclusión es razonable y justa.

CONFLICTO LABORAL

La comisión ha aprobado por unanimidad una propuesta socialista y un ruego de ICV-EUiA por el que se compromete a instar al Gobierno municipal a cumplir la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que obliga al consistorio a pagar un incremento salarial del 1% a sus trabajadores correspondiente a 2007, y otro también del 1% de 2008.

Una veintena de trabajadores y representantes sindicales ha interrumpido la comisión con pancartas con lemas como ‘Trias, moroso’ y ‘Trias, paga o huelga’, ya que critican que el consistorio pagará en septiembre el importe pero no una consolidación del salario.

Por otro lado, la segunda teniente de alcalde y presidenta del Zoo de Barcelona, Sònia Recasens, se ha abierto ante una petición de la oposición –promovida por ICV-EUiA– a crear una comisión de seguimiento del Zoo, pese a que ha advertido de que puede atrasar las reformas y proyectos que están en marcha.

Además, la oposición ha forzado con una proposición del PP al Gobierno municipal a retirar nuevos criterios de ordenación y ocupación de pintores y dibujantes de la Rambla porque, según el popular Alberto Villagrasa, no se ha dialogado con el colectivo afectado, algo que ha negado el Gobierno municipal.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés