Luz verde a la caza en Parques Nacionales

El Gobierno vuelve a ceder antes los intereses de los cazadores y empresarios terratenientes, desechando la importancia de la conservación del medio ambiente y de los animales.

La nueva Ley de Parques Nacionales se encuentra en la última fase de aprobación. El año 2017 era la fecha límite para poner fin de manera definitiva a la caza en Parques Nacionales. Una enmienda presentada en el último minuto por el Partido Popular dejará sin efecto este plazo y permitirá seguir cazando en los Parques Nacionales sin fecha límite. PACMA rechaza totalmente la nueva Ley y exige que se paralice su aprobación.

El Gobierno vuelve a ceder antes los intereses de los cazadores y empresarios terratenientes, desechando la importancia de la conservación del medio ambiente y de los animales.

El actual Proyecto de Ley de Parques Nacionales, que se encuentra ya en el Senado antes de volver al Congreso de los Diputados para su aprobación definitiva en el mes de diciembre, dejará la puerta abierta a que se pueda cazar en fincas privadas situadas dentro de los Parques Nacionales, sin límite de fecha.

- Advertisement -

En el último minuto de plazo, el Partido Popular presentó una enmienda a su propia Ley para perpetuar las monterías en las fincas privadas situadas dentro de los Parques Nacionales, de las que son propietarios algunos de los empresarios más conocidos de nuestro país.

En el Parque Nacional de Cabañeros (en Castilla La Mancha), durante este mes de octubre ya se han cerrado algunas de las rutas de senderismo más visitadas para llevar a cabo monterías privadas.

Enmienda del Partido Popular

En la Ley de Parques Nacionales de 2007 se dio un margen de diez años (es decir, hasta 2017) para la eliminación absoluta de la caza en Parques Nacionales.

En la nueva Ley, promovida por el Partido Popular y a punto de ser aprobada, se reconocía (hasta la presentación de la enmienda este pasado lunes) la prohibición de la caza en Parques Nacionales a partir de 2017, y se instaba a las administraciones a acelerar “las medidas precisas para su eliminación, dentro del plazo”.

Sin embargo, en el último momento, el PP ha presentado una enmienda a su propia Ley para incluir en las disposiciones adicionales el siguiente párrafo:

“Las administraciones públicas promoverán la celebración de acuerdos voluntarios en los casos en que la adecuación afecte a derechos de terceros. En estos casos, los plazos anteriores se entenderán prorrogados hasta la celebración de dichos acuerdos o la aplicación de cualquier otro procedimiento para el rescate de los correspondientes derechos”.

Esto dejaría sin efecto el artículo 7.3 a) de la Ley, que obligaba a las administraciones, en los casos de Parques Nacionales en los que todavía esté autorizada la caza, a la adopción de medidas para su eliminación, antes de 2017.

Es decir, continuarán las monterías en los Parques Nacionales y el Estado se reservará el derecho de negociar con los terratenientes que tienen fincas privadas dentro de los Parques para perpetuar la caza en estas zonas protegidas de interés público.

En la práctica, en la mayor parte de Parques Nacionales, en estos años, se ha abandonado la caza para fines comerciales, pero no en el de Cabañeros, donde han continuado las monterías, y sus propietarios reclamaban que se eliminara la limitación, que ponía fin a las cacerías en el 2017. El Gobierno ha accedido, una vez más, a sus exigencias.

PACMA se suma al rechazo a esta nueva Ley

El Partido Animalista se suma al rechazo unánime de las asociaciones ecologistas a esta nueva Ley, que atenta contra la fauna y la flora protegida en los Parques Nacionales de nuestro país.

PACMA es el único partido político que rechaza todas las formas de caza, en todos los entornos, protegidos o no. No obstante, consideramos especialmente grave este nuevo marco legal, que prioriza los intereses de empresarios y terratenientes sobre el interés común en la protección del medio ambiente y la vida de los animales.

El cierre de rutas en el Parque Nacional de Cabañeros durante este mes de octubre para autorizar monterías privadas nos retrotrae a los tiempos en que el caciquismo y la política más grotesca permitía que los señoritos explotaran los espacios naturales cazando todo tipo de animales con el beneplácito de la Administración.

Y seguirá siendo así en cuanto la nueva Ley de Parques Nacionales sea aprobada en el mes de diciembre.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés