Pide a Mediaset que NO use animales en su programa Killer Karaoke

“El solo hecho de sacar esos animales de su lugar habitual les crea un estrés de por sí, pero si además estos animales son mezclados entre ellos, habiendo algunos que podrían ser presas de otros- como las ranas de las serpientes-

La iniciativa se enmarca dentro del proyecto ADnimalsfree para poner fin al uso de animales en televisión, publicidad y cine. Mediaset afirma que “el bienestar animal prima sobre todo lo demás”, como ha declarado Miguel Ángel Gil, responsable de los animales en el concurso.

 

“El solo hecho de sacar esos animales de su lugar habitual les crea un estrés de por sí, pero si además estos animales son mezclados entre ellos, habiendo algunos que podrían ser presas de otros- como las ranas de las serpientes- en un espacio tan reducido y que ninguno conoce, más aún. Se puede considerar maltrato animal en si, por la falta de respeto a los animales en referencia a su propia biología y su uso sin consideración alguna hacia ésta ni hacia los propios animales.” Alega Luís Flores, veterinario especializado en fauna silvestre y fundador de Wildvets.

- Advertisement -

Albert Martínez, también Doctor Veterinario, Diplomado por Colegio Europeo de Medicina de Zoos (Herpetologia), Acreditado Especialista en Animales Exóticos (AVEPA) y Director Científico del CRARC (Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña) indica lo siguiente:

“En el vídeo del primer programa se observan varias especies de reptiles arrojados a un espacio húmedo. Esto puede afectar a los dragones barbudos australianos (Pogona vitticeps) que salen en segundo lugar y que son erróneamente etiquetados como «Iguanas pequeñas». Estos animales son de clima desértico y las situaciones de excesiva humedad o encharcamiento les pueden resultar perjudiciales para su salud. En tercer lugar salen iguanas adultas (Iguana iguana) en primer plano, y una de ellas parece tener un proceso de abrasión rostral (heridas en el morro de color marrón correspondientes a abrasiones realizadas en un terrario en situaciones de intento de huida a través de cristales, etc…) lo cual indica que estos animales están estresados antes y sobre todo, durante el programa. Estas situaciones de hacinamiento, intento de huida, incertidumbre, mal manejo (Iguanas capturadas por la cola incorrectamente) y mezcla de presas con depredadores (por ejemplo, Iguanas con Boas, como se ve en el vídeo en cuarto lugar)) son conocidos agentes estresantes en reptiles. El estrés predispone a enfermedades secundarias, así que tan solo por este motivo debería evitarse la realización de estos espectáculos.”

A pesar de que los responsables afirman que disponen de un protocolo para evitar cualquier daño y garantizar el bienestar de los animales y de que “siguen el Programa de protección animal” (por cierto, no existe ningún “programa” de este tipo a nivel oficial), desde FAADA argumentamos que el simple hecho de mantener a estos animales en un entorno artificial de ruidos y condiciones totalmente impropias a su naturaleza y el transporte continuado ya de por si imposibilita que puedan gozar de un más mínimo bienestar. “El hecho de que reptiles e insectos sean especies tan desconocidas para la sociedad, dificulta que las personas puedan observar comportamientos de angustia o miedo, pero eso no quiere decir que no las padezcan”, afirma Jennifer Berengueras de FAADA.

Se entiende por bienestar animal  evitar el sufrimiento innecesario de los animales.

En 2004 la OIE (Organización Internacional de Sanidad Animal) aceptó Las 5 libertades para el bienestar de los animales y que establecen que los animales deberían estar 1.- Libres de hambre y sed, 2.- Libres de incomodidad, 3.- Libres de dolor, injurias y enfermedad, 4.- Libres de poder expresar su comportamiento normal y 5.- Libres de miedo y estrés. ¿De cuantas de estas libertades se prescinde en este programa?.

Afirman los responsables de los animales que no han tenido ninguna baja y que los animales son sometidos a controles veterinarios antes y después de cada programa. Desde FAADA invitamos a Mediaset a permitir que las inspecciones las realice un veterinario independiente.

Aseguran asimismo que “al ser criados en cautividad están acostumbrados a las personas y no se van a estresar por estar al lado de los concursantes”. Falso. El hecho de que nazcan en cautividad no implica que pierdan sus instintos y sus miedos.

Con estas interacciones con los animales, Mediaset también está poniendo en peligro a los concursantes dado que “desde el punto de vista de las zoonosis también puede suponer un riesgo ya que gran parte de las especies de reptiles son portadoras de salmonellas a nivel intestinal. Seguramente estos animales tampoco están testados frente a ésta ni tienen un tratamiento veterinario apropiado para ser usados públicamente” afirma Flores.

Ambos veterinarios coinciden en que el mensaje de miedo y repulsión frente a determinadas especies resulta anti educacional y sostiene mitos erróneos de algunos animales – algunos de los cuales son inofensivos. Martínez va más allá y alega que “este programa no se aleja de los estándares decimonónicos del concepto de «fieras» o «animales repugnantes», algo indigno en un medio de comunicacion del siglo XXI.”

Infracción de las leyes

Los responsables del concurso aseguran que los animales provienen de un parque zoológico. Si es así, este hecho roza la ilegalidad: la Ley 31/2003 de Conservación de la Fauna Silvestre en los Parques Zoológicos justifica su existencia como centros de conservación, educación e investigación. ¿Dónde está la educación, conservación e investigación en prestar sus animales para actividades como las de Killer Karaoke?.

Para terminar, la Comunidad Autónoma de Madrid está prohibido someter a los animales a cualquier práctica que les pueda producir sufrimientos o daños injustificados. No se les puede mantener en instalaciones inadecuadas para la práctica de los cuidados y la atención necesarios de acuerdo con sus necesidades etnológicas según raza y especie, ni utilizarlos en espectáculos y otras actividades que impliquen crueldad o maltrato, puedan ocasionarles sufrimientos o hacerles objeto de tratamientos antinaturales. Es más, el uso de algunas de las especies que aparecen en el programa debería estar regulado por el Real Decreto 287/ 2002 sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

“En las últimas semanas hemos recibido decenas de quejas de personas que muestran su preocupación por el bienestar de los animales y su indignación por el uso que ese hace de ellos por puro divertimento”, afirma Jennifer Berengueras de FAADA. Este malestar se extiende. Otras entidades como ANDA, están recibiendo también un alto volumen de quejas. Como dijo una de las personas que nos contactó al respecto de este tema: “Es increíble que a estas alturas los creativos de televisión no tengan ideas más creativas y éticas que recurrir una vez más al uso de animales para un reality”.

Recogida de firmas de Change.org

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés