Extremadura acoge a más de 900 parejas de buitre negro

Así lo ha anunciado el consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, durante la visita que ha realizado al Centro de Recuperación de Fauna y Educación Ambiental Los Hornos, en Sierra de Fuentes.

El buitre negro en Extremadura ha alcanzado un nuevo récord de parejas reproductoras en la temporada 2014 dado que durante la primavera su población ha alcanzado el «máximo registrado nunca antes conocido», 919 parejas, 25 más este año.

Así lo ha anunciado el consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, durante la visita que ha realizado al Centro de Recuperación de Fauna y Educación Ambiental ‘Los Hornos’, en Sierra de Fuentes.

Este centro, ha manifestado, está haciendo una «gran labor» sobre todo en la recuperación de aves, ya que ha recordado que atiende una media de 1.450 animales al año, recibe más de 4.500 visitas anuales, y tiene un banco genético y un banco de germinación de semillas de especies protegidas.

Por ello, ha comentado el consejero, su departamento invierte 700.000 euros en estas instalaciones durante los años 2013 a 2015 para trabajos de mantenimiento, contratación de personal, asistencia veterinaria, recogida de animales y educación ambiental, entre otras acciones.

PAREJAS DE BUITRE NEGRO

Respecto al récord de parejas reproductoras de buitre negro, la colonia de Monfragüe-Ibores crece en casi 50 parejas, la Sierra de San Pedro en 23; y el mayor crecimiento cualitativo lo experimenta la colonia denominada Alagón (Canchos de Ramiro-Cañaveral) pasando de seis parejas a 16.

Además, se han controlado 579 pollos volados, lo cual implica un éxito reproductor del 62,87 por ciento para toda Extremadura, con un máximo de 88,89 por ciento en la colonia del Alagón y un mínimo de 0,59 por ciento en Las Hurdes, según ha informado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa.

Asimismo, uno de los hechos más significativos ha sido el intento de reproducción de una pareja en Azuaga, en el sur de Badajoz, extendiendo el área de reproducción hacia el sur.

Cabe recordar que los primeros censos datan de 1974, donde se conocían 86 parejas en toda la región y, con una mayor cobertura, los agentes de Medio Ambiente, en 1990, censaban 404 parejas.

Los datos son obtenidos por el equipo de censos de la Dirección General de Medio Ambiente, basados en los trabajos de agentes del Medio Natural, los directores de los Espacios Naturales Protegidos y los técnicos del Servicio de Conservación.

La conservación de estas aves necrófagas es una tarea común para propietarios de fincas, ganaderos, gestores cinegéticos y de toda la sociedad extremeña, y una vez más los resultados de los censos muestran que la calidad ambiental de Extremadura se encuentra en un «buen estado de conservación».

Por otro lado, la Consejería también ha invertido casi 30.000 euros en el entorno de la ermita de San Isidro en Sierra de Fuentes.

El consejero ha estado acompañado en la visita por el director general de Medio Ambiente, Enrique Julián Fuentes.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Animales tóxicos

Protección de la UE al lobo retrocede

Importancia de la biodiversidad

Rebecos furtiveados en Somiedo