Desde PACMA ya han advertido que la inclusión de los lobos en el LESPRE no evitaría que se le continuase cazando. Y presentaron alegaciones al respecto, en las que solicitaron que fuese incluido en el Catálogo Español de Especies Amenazadas en la categoría de «Vulnerable», tal y como solicitó también la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL).

La vida de este lobo, pendiente del aval de los tribunales

Puesto que la Orden Ministerial en cuestión permite que los gobiernos autonómicos sigan autorizando la caza de lobos (presentando previamente un expediente por cada lobo que quieran matar, «justificándolo»). Estos animales continúan estando a merced de los cazadores y ganaderos. En vez de dejarlos, vivir tranquilamente en su hábitat, y respetando su naturaleza.

En este caso, el Gobierno de Asturias, que apoyó la Estrategia del MITECO, ya ha tramitado un expediente para un lobo de la manada de Cabrales-Treviso, en los Picos de Europa. El Ministerio de Transición Ecológica ha emitido ahora su informe señalando que faltan datos. Y aún necesitan el aval de la justicia.

Pero, si finalmente se autoriza, quedará demostrado lo que PACMA lleva meses advirtiendo: que la inclusión del lobo en el LESPRE es totalmente insuficiente, pues se sigue permitiendo su caza, aunque sea bajo pretendidas «justificaciones». Ojalá que los tribunales fallen en su contra. Y que, ante esto, el MITECO rectifique y otorgue al lobo un nivel de protección real y efectivo, como reclamaron desde PACMA. Asturias sigue queriendo matar lobos.