La singularidad del bosque mediterráneo viaja a Europa

El bosque mediterráneo sufre una carencia de gestión debida a sus particularidades: baja productividad, aprovechamiento con poca rentabilidad económica, falta de incentivos, inexistencia de industria de la madera y diversos tipos de titularidad, entre los más destacados.

Estrategia Forestal Europea 2030

La singularidad del bosque mediterráneo viaja a Europa. Esta situación afecta a su biodiversidad ya los servicios ecosistémicos que proporciona. Por eso, desde la ciencia se reclama una gestión orientada a garantizar retos como su supervivencia, resiliencia y adaptación al cambio climático.

Éste es el punto de partida de la reciente presentación a la Comisión Europea. De una serie de recomendaciones políticas, por parte de los socios de 8 grupos de investigación de proyectos Life. Entre los que se encuentra el CREAF. En concreto, se proponen acciones vinculadas a la Estrategia Forestal Europea 2030. Para conseguir el apoyo de las políticas públicas europeas en la gestión del bosque mediterráneo, especialmente vulnerable al cambio climático.

Hemos intervenido activamente los proyectos Adapt Aleppo, Agro for adapt, Forest CO2, Life Resilient forests, MIDMACC (coordinado por el CREAF), Mix for change, Systemic y Wood for future. El equipo científico al frente de estos proyectos también trabaja en sistemas agrosilvopastoriles. Con una perspectiva regenerativa y de conservación de los suelos del bosque mediterráneo. Por lo que reclama también que la política agraria comunitaria debe tener en cuenta las necesidades del área mediterránea.

Las entidades destinatarias de la propuesta son representantes de las direcciones generales de Clima y del Medio Ambiente, especialistas vinculados a los distintos proyectos Life del European Climate Infrastructure and Environment Executive Agency (CINEA), profesionales del European Forest Institute (EFI), de la Confederación europea de propietarios de bosques (CEPF). Así como de delegaciones de gobiernos regionales, entre otros.

Eduard Pla_foto Judit Contreras
Eduard Pla Ferrer, investigador del proyecto MIDMACC coordinado por el CREAF, junto a Diana Pascual Sánchez.

«Es un gran hito: por primera vez hemos propuesto reivindicaciones y soluciones de los protagonistas directos del territorio, recogidas por parte de los proyectos de investigación y las hemos dirigido de forma colegiada a los responsables de la toma de decisiones»

Evitar los enfoques únicos y homogéneos

- Advertisement -

“Es necesario que la acción desde Europa evite los enfoques únicos y homogéneos y que se adapte a las características y necesidades de cada territorio”, explica el investigador del CREAF Eduard Pla Ferrer–involucrado en el proyecto MIDMACC junto con la investigadora Diana Pascual Sánchez– y que asistió al acto de presentación del documento.

«Es un gran hito: por primera vez hemos propuesto soluciones y reivindicaciones de los actores del territorio, recogidas por los diferentes proyectos y las hemos dirigido de forma colegiada a los responsables de la toma de decisiones», especifica Eduard Pla Ferrer. Ambos investigadores del CREAF destacan la oportunidad de proponer soluciones a los responsables de políticas ambientales y territoriales directamente vinculados con la investigación del CREAF y con el día a día de muchos sectores vinculados.

Las principales recomendaciones que recoge el documento son:

  • Mejorar las competencias y la formación de los profesionales de selvicultura en gestión forestal sostenible en el ámbito mediterráneo.
  • Incentivar la gestión forestal sostenible, evitando cargas administrativas, y que las políticas agrarias reconozcan adecuadamente los sistemas silvopastoriles mediterráneos.
  • Promover la acción colectiva de los diferentes protagonistas implicados en el ámbito forestal, que facilite su gestión y su viabilidad.
  • Garantizar la conservación de la diversidad genética y realizar su seguimiento, fundamental en un contexto de cambio climático.
  • Diseñar, implementar y evaluar las políticas forestales teniendo en cuenta una perspectiva intersectorial y global, facilitando la interacción con las personas implicadas en el ámbito territorial y promoviendo una gobernanza adecuada de las relaciones entre las áreas rurales y urbanas.

Informar e influir en las políticas públicas

“Informar e influir en las políticas públicas ya es un objetivo propio de los proyectos Life”, recuerda el investigador del CREAF. El equipo científico que ha impulsado la propuesta valora que fue bien recibida, sobre todo por la especificidad y el conocimiento científico especializado que aporta.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés