¿La vida vino del espacio?

Un nuevo método aplicado al estudio de los meteoritos ha logrado descubrir en su interior, la presencia de dos de las cinco bases nitrogenadas que componen las moléculas fundamentales de la vida. De esta manera se ha demostrado que la vida podría tener un origen extraterrestre.

Un descubrimiento complementario

¿La vida vino del espacio? En investigaciones anteriores se habían encontrado en otros meteoritos guanina, adenina y uracilo, que son tres de las cinco bases que componen el ADN y el ARN. Los investigadores acaban de encontrar los dos últimos: la citosina y la timina, gracias al desarrollo de una técnica de análisis diferente y menos agresiva.

Con este descubrimiento se ha confirmado que en las rocas que llegan a la Tierra están los componentes necesarios para que se formen las moléculas primigenias de la vida. Esto refuerza la hipótesis de que hace unos 4 mil millones de años nuestro planeta fue ‘fecundado’ mediante intensas y variadas lluvias de meteoritos.

¿Qué son las bases nitrogenadas?

Son moléculas químicas responsables de almacenar información en nuestro ADN y en el de todos los organismos vivos. Adenina, guanina, citosina y timina se combinan para formar el código genético de toda la vida en la Tierra. Y a ellas se le suma el uracilo, que solo se encuentra en el ARN.

El ADN está conformado por una combinación de las bases nitrogenadas unidas por un grupo fosfato que se deriva del ácido fosfórico y el glúcido desoxirribosa. Es un polisacárido que solo se encuentra en las células eucariotas, ya que conforma la cromatina que ocupa la mayor parte de su núcleo. Solo se enrolla para formar los cromosomas durante la partición celular. Su función principal es la de guardar y transmitir la información genética.

- Advertisement -

El ARN está presente en las células procariotas (sin núcleo) y en las eucariotas (nucleadas) y tiene una composición similar al ADN, con la particularidad de que, en vez de Timina, las cuatro bases nitrogenadas se completan con uracilo y que el glúcido es la ribosa. Sus funciones van desde ordenar la síntesis de ciertas proteínas, hasta participar en la regulación génica.

¿La vida vino del espacio?

Primeros hallazgos

Hace tiempo que se sospecha que estas partículas estaban presentes en las piedras que llegaban a nuestro planeta. Dicha sospecha se funda en que los asteroides, que son las rocas que orbitan en el espacio y que se convierten en meteoritos cuando atraviesan la atmósfera terrestre contienen carbono, nitrógeno y agua. C, H, O y N son los elementos básicos que forman las moléculas orgánicas.

Hace ya muchas décadas que se vienen investigando y analizando los componentes de cientos de meteoritos recogidos en varia partes del mundo. Desde los años 60 los científicos han hallado en ellos trazas de guanina y de adenina, lo que hizo que se preguntasen: ¿la vida vino del espacio?

En 1969 cerca de una localidad australiana se halló un meteorito que se fragmentó en diversas partes y al que llamaron como al pueblo: Murchinson. Al analizar uno de sus trozos se encontraron rastros de uracilo y de xantina, una de las bases purínicas que componen la adenina y la guanina.

¿Queda alguna duda?

Por supuesto, la ciencia se basa en la duda.  Pero lo cierto es que en esta ocasión un equipo liderado por el geoquímico japonés Yasuhiro Oba, acaba de descubrir la presencia de la citosina y la timina dentro de unas muestras de meteoritos, que ya había sido analizada anteriormente. Se justifica este hallazgo porque se empleó un método innovador y más delicado.

¿La vida vino del espacio? Los investigadores reconocen que no pueden excluir completamente la contaminación terrestre de los fragmentos estudiados. Pero gracias a la misión japonesa Hayabusa 2 ya hay nuevas muestras que están en estudio. Y se espera que también se encuentren estos mismos elementos, en las que trae la misión estadounidense Osiris Rex que en septiembre de 2023 volverá a la Tierra.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés