Lo que le faltaba a Doñana

Los incendios de Almonte y Bonares, en Doñana, han afectado a unas 1.100 hectáreas de un elevado porcentaje de la Red Natura 2000, concretamente a la ZEC “Doñana Norte y Oeste”. En la zona se encuentran aproximadamente unas 77 especies de vertebrados terrestres amenazados como el lince ibérico.

Hábitat de lince ibérico y de numerosas especies de aves

Lo que le faltaba a Doñana. La zona calcinada es hábitat de lince ibérico y de numerosas especies de aves como el milano real y la curruca rabilarga, declaradas “En peligro”, la culebrera europea, el chotacabras cuellirrojo o el alcaraván.

Además, se trata de una zona especialmente importante para la herpetofauna, un grupo faunístico que se ve muy afectado debido a su baja capacidad para huir de las llamas. Entre ellos se encuentra la culebra de herradura, culebra de escalera y de cogulla, sapo común y sapo corredor.

Curruca rabilarga y el milano real

Entre las aves afectadas hay que destacar la curruca rabilarga y el milano real, declaradas “En Peligro” en el Libro Rojo de las Aves de España. Y el chotacabras cuellirrojo, en estado “Vulnerable”; la culebrera europea; o el alcaraván. Y respecto a flora amenazada, el área calcinada contaba con buenas poblaciones de, entre otras, Armeria gaditana, Armeria velutina y Euphorbia baetica.

Hábitats de gran valor ecológico

Hay que destacar que prácticamente en un 80% ha afectado a un hábitat de interés comunitario. Una zona de dunas de vegetación esclerófila de Cisto-Lavanduletalia (formaciones arbustivas que constituyen el matorral de sustitución de los enebrales, sabinares. Y pinares de las dunas maduras o una etapa de evolución avanzada de las dunas grises o terciarias). Además, se ha visto afectado por el incendio el hábitat de matorrales áridos y semiáridos, que aquí son vaguadas con lentiscar en el seno del monte blanco. Y en menor medida, otros hábitats de interés comunitario de dunas y arenas litorales.

- Advertisement -

Según Carlos Davila, técnico de SEO/BirdLife en Doñana, “se ha visto afectada una zona de la Red Natura 2000 de un gran valor ecológico y hemos revivido las sensaciones del terrible incendio de 2017. Muchas personas del entorno de Doñana se han visto afectadas por los efectos del fuego. Agradecemos a los equipos de extinción de incendios forestales su increíble labor y señalar nuevamente que hemos de adaptarnos a una nueva situación climática. Donde las altas temperaturas, fuertes vientos y baja humedad generan incendios de sexta generación de enorme intensidad y poder destructivo”.

Adaptarse a la nueva realidad climática

SEO/BirdLife hace un llamamiento a los responsables de la gestión del territorio, comunidades autónomas, los servicios de apoyo del Gobierno de España y ayuntamientos. Para poner en marcha medidas de prevención urgentes que se ajusten a la nueva realidad climática.

El cambio climático está ampliando el periodo en el que, por altas temperaturas, sequías, tormentas y vientos, el riesgo de incendios se convierte en crítico. La ONG pone de manifiesto que es preciso adaptar las políticas y los recursos destinados a desarrollar labores preventivas que eviten que los incendios se produzcan.

Y que si lo hacen no se desarrollen con tanta virulencia. Un espacio natural en buen estado de conservación y con una adecuada gestión durante todo el año es clave para prevenir y minimizar los peores estragos del fuego. Y puede ser fundamental para hacer frente a grandes incendios, los llamados incendios de sexta generación.

Además, es fundamental que ante un desastre de estas características se desarrollen las medidas y actuaciones necesarias para que las labores de restauración de las áreas incendiadas de implementen lo antes posible. Garantizando los medios económicos y humanos necesarios. Lo que le faltaba a Doñana.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -

Otras noticias de interés