Por fin: justicia para Suzie

El juzgado de lo Contencioso Amdinistrativo nº 3 de Alicante ha estimado el recurso de FAADA y obligará al Ayuntamiento de El Campello a incoar, tramitar y resolver el expediente sancionador de la propietaria de Suzie, reconociendo que la competencia sancionadora de las administraciones es irrenunciable.

Por fin: justicia para Suzie. En 2021 FAADA (Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales) interpuso una denuncia por el maltrato y la tenencia irregular de la chimpancé Suzie, que llevaba años encerrada en una jaula, consiguiendo finalmente, tras muchas negociaciones, que fuera trasladada a Fundació MONA en septiembre de ese mismo año. Desde entonces la chimpancé disfruta allí de las condiciones de bienestar y contacto con la naturaleza que tanto necesitaba.

Sin embargo, tras las negociaciones para su cesión y traslado, promovido en exclusiva desde FAADA y la Fundació MONA, el Ayuntamiento de El Campello zanjó el caso, obviando el inmenso sufrimiento que la chimpancé había tenido que soportar durante años encerrada en una jaula. Y permitiendo que quien le privó de su libertad no tuviera ningún tipo de castigo.

Ante esta inadmisible pasividad de la Administración, desde FAADA se procedió el pasado mes de mayo a interponer una demanda contra el Ayuntamiento de El Campello, al comprender que su inactividad generaba un peligroso precedente de impunidad por la tenencia de animales salvajes en domicilios particulares.

Basta de impunidad

En la sentencia dictada por el Juzgado Contencioso Administrativo núm. 3 de Alicante, se reconoce que todas las pruebas aportadas por FAADA tenían «la contundencia suficiente como para que la Administración hubiera ejercido las competencias que le corresponden en materia de protección de animales de compañía y en tenencia de animales potencialmente peligrosos».

Además, se destaca que, aunque el Ayuntamiento tenía conocimiento de unos hechos que podían incurrir en una infracción administrativa y que debían ser objeto de investigación y depuración en el correspondiente expediente, esto, jamás tuvo lugar. Dando lugar a una «evidente falta de ejercicio por parte de la Administración de sus competencias en materia de investigación y, en su caso, sancionadora».

Lamentablemente, el hecho de que los ayuntamientos rechacen sancionar de manera firme a los maltratadores, es un patrón recurrente en la mayoría de casos de maltrato animal en España. Esto genera un grave problema, ya que las entidades de protección se encargan de gestionar los decomisos y garantizar un futuro digno para los animales, mientras que los infractores y maltratadores no tienen que hacer frente a ninguna consecuencia por sus actos. Esto desencadena una absoluta sensación de impunidad y hace imposible ejercer una función disuasoria y preventiva mediante la denuncia de estos casos. Por fin: justicia para Suzie.

Un importante precedente

Ahora, gracias a la representación letrada del abogado especializado en derecho administrativo Marc Vilar Cuesta, quien ha trabajado conjuntamente con el Área Legal de FAADA, se ha conseguido que el Ayuntamiento incoe un expediente sancionador a la propietaria de Suzie por incurrir en infracciones graves y muy graves de la normativa de protección animal y tenencia de animales potencialmente peligrosos, que llevan aparejadas multas de hasta 6.010,12 Euros.

Anna Estarán, letrada de FAADA, indica: «Celebramos este nuevo triunfo en los tribunales que nos proporciona el amparo jurídico necesario para exigir a cualquier ayuntamiento, que sea contundente en la determinación de abrir expedientes sancionadores a todas las personas que lleven a cabo actos de maltrato contra los animales». Por fin: justicia para Suzie.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés