Referentes en Europa, las buenas prácticas de reutilización de aguas residuales de Andalucía

Estas visitas forman parte del programa de intercambio del Proyecto Europeo SuWaNu, una iniciativa que lidera la empresa andaluza Bioazul, y en la que participan Feragua, el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de Producción Ecológica (Ifapa) y la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa).

Cerca de una veintena de investigadores y expertos en reutilización de aguas residuales procedentes de Malta, Grecia y Alemania ha realizado una visita de cuatro días a distintas plantas e instalaciones de Andalucía para comprobar de primera mano las experiencias pioneras en la reutilización de aguas que se desarrollan en la región.

Estas visitas forman parte del programa de intercambio del Proyecto Europeo SuWaNu, una iniciativa que lidera la empresa andaluza Bioazul, y en la que participan Feragua, el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de Producción Ecológica (Ifapa) y la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa).

Este cluster andaluz forma parte del proyecto SuWaNu junto a otros países y su objetivo es promover a nivel europeo el uso sostenible de aguas regeneradas y la reutilización de nutrientes, algo que puede convertirse en una solución sostenible para muchas comunidades de regantes que cada año se enfrentan a déficits de suministro y problemas con la calidad del agua. Según datos del INE, en Andalucía se reutilizaron 87,74 hectómetros cúbicos en el año 2012, un 16 por ciento del volumen de agua reutilizada en España.

La expedición visitó instalaciones de cuatro provincias andaluzas. En Málaga, los investigadores se detuvieron en la planta depuradora de Rincón de la Victoria, que trata las aguas de 65.000 personas equivalentes y está diseñada para un caudal medio diario de 15.000 metros cúbicos.

En esta planta se mostraron las diferentes fases del tratamiento que aseguran una calidad del agua depurada adecuada para regar el campo de golf de Añoreta, al que también se desplazaron para conocer los controles y análisis que realizan para verificar la calidad del agua.

Al día siguiente, los investigadores y técnicos realizaron una visita al Centro de Investigación La Cañada del Ifapa en Almería, que trabaja para la optimización de las condiciones de riego con aguas depuradas y la formación de agricultores. Los laboratorios del Ifapa llevan a cabo análisis de suelo, planta y agua para comprobar que no existe ningún tipo de contaminación causada por el uso de aguas regeneradas.

Además, actualmente realizan experimentos con diferentes tipos de emisores de riego localizado para determinar los más adecuados para el riego con aguas regeneradas ya que uno de los problemas más habituales en el riego con estas aguas es la obturación. Tras la visita al Ifapa, los socios de SuWaNu se dirigieron a la Comunidad de Regantes de Cuatro Vegas en Almería, un referente en la exportación de hortícolas a nivel nacional y también un ejemplo en el uso eficiente del riego.

En esta zona, los altos niveles de salinidad en los acuíferos hicieron la práctica agrícola cada vez más insostenible e impulsaron a un grupo de agricultores a emprender un proyecto para reutilizar aguas depuradas que hoy da agua a más de 1.200 explotaciones familiares (aproximadamente 2.000 hectáreas de cultivos). Un sistema innovador de filtrado seguido de una depuración terciaria garantizan el cumplimiento de los requisitos de calidad del agua.

Al día siguiente, el programa marcaba una visita a la Comunidad de Regantes de Tintín (Córdoba), donde la reutilización de aguas está destinada principalmente al cultivo de vid y olivo, y al igual que en Cuatro Vegas, la reutilización ha sido la única salida para los agricultores en una región donde la escasez de agua amenaza la continuidad de la actividad agrícola.

Ese mismo día también se visitó la Comunidad de Regantes Genil-Cabra en Santaella en donde se mostraron sistemas de control para una mejor gestión del riego en parcela.

Por último, los investigadores conocieron la Fundación Centa (Centro de Nuevas Tecnologías del Agua), en Carrión de los Céspedes (Sevilla), un referente internacional en la investigación sobre tecnologías alternativas y de bajo coste para el tratamiento de aguas residuales y que ha sabido adaptarse a los retos que plantea la gestión del agua y encontrar soluciones adaptadas a pequeñas poblaciones gracias a su apuesta decidida por la I+D+i.

Feragua, asimismo, es el socio del Proyecto responsable de la organización de organizador de los workshops que se celebrarán en septiembre en Sevilla y Almería para informar sobre aspectos clave en la reutilización de aguas y contaremos con la participación de las organizaciones más relevantes del sector. La inscripción puede hacerse aquí: http://suwanu.eu/es/marketplace/register.html

PROYECTO SUWANU

Hasta la fecha se han hecho importantes aunque puntuales esfuerzos en forma de actividades e iniciativas de investigación para el tratamiento de aguas residuales y su reutilización en la agricultura, zonas verdes y campos de golf. Sin embargo, es necesario un enfoque integral entre los diferentes actores y regiones que hacen uso de las aguas regeneradas en la agricultura, y que se enfrentan a retos similares en Europa, para incentivar la colaboración científica, gubernamental y empresarial en el ámbito de la reutilización de aguas residuales.

Esta es la situación de partida del proyecto SuWaNu, que pretende desarrollar estrategias que mejoren la capacidad de innovación e incentiven el uso eficiente de los recursos hídricos, así como la mejora de la cooperación a nivel regional y europeo y promover la integración de los distintos grupos de investigación con el fin de incrementar el desarrollo económico y la competitividad de las regiones en el ámbito empresarial europeo.

El proyecto SuWaNu está financiado por la Comisión Europea dentro del Séptimo Programa Marco con un presupuesto de 1.610.484,74 euros y está coordinado por la empresa española Bioazul S.L. Este proyecto tendrá una duración de 30 meses y cuenta con la participación de 20 socios europeos.

Como principales objetivos del proyecto destaca el coordinar a los centros de investigación, las autoridades regionales, las empresas y las asociaciones de agricultores y usuarios para adoptar un enfoque integrado y proactivo hacia las aguas residuales y la reutilización de nutrientes, mejorando la situación económica y las condiciones ambientales de la agricultura europea.

También buscar fortalecer el potencial investigador de las regiones europeas para mejorar el desarrollo de los grupos regionales, impulsado por la investigación en el tratamiento de aguas residuales para la reutilización de agua y nutrientes en la agricultura.

Asimismo, pretender el fortalecimiento del sector agrícola europeo y crear oportunidades de negocios entre las pymes, asociaciones y centros de Investigación, gracias al soporte de las autoridades públicas, a través de formulaciones de políticas adecuadas.

También buscar fortalecer asociaciones público-privadas (APP) entre las autoridades y las pymes (empresas agrarias, de campos de golf y tecnológicas) para inversiones comunes en sostenibilidad y tecnologías eficientes para la gestión de recursos; crear situaciones que beneficien tanto al sector agrícola como al del tratamiento de las aguas residuales y propiciar un mejor uso de los fondos estructurales en I + D mediante la mejora de las sinergias entre todos los actores regionales, principalmente mediante el desarrollo de estrategias regionales de investigación.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés