Asturias. Un nuevo vertedero en Laviana hasta con una vaca en descomposición

La gestión de los animales domésticos muertos está regulada, está prohibido de forma expresa su enteramiento al lado de los cauces, porque  puede suponer además de una fuente de contaminación

La Coordinadora Ecoloxista ha denunciado ante Fiscalía de Medio Ambiente y ante la Consejería de Agroganaderia la existencia de un vertedero de materiales de construcción y residuos diversos en las Foces del rio Raigosu en la proximidad de les Mestres en el concejo de Laviana, donde por haber hay hasta una vaca en descomposición tirada que desprende un fuerte olor como comprobaron los turistas que usaron esta senda PR-AS 290 muy conocida esta semana Santa.

La gestión de los animales domésticos muertos está regulada, está prohibido de forma expresa su enteramiento al lado de los cauces, porque puede suponer además de una fuente de contaminación, sino también un riesgo de diseminación de enfermedades animales a otras explotaciones cercanas y un riesgo para la salud pública para quienes usan el agua de ese cauce aguas abajo.

El enterramiento de animales muertos es una práctica prohibida a partir de la publicación del Reglamento (CE) 1774/2002, por el que se establecían las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales no destinados al consumo humano, derogado en la actualidad por el Reglamento (CE) 1069/2009, norma comunitaria que mantiene de modo general dicha prohibición.

Los residuos de construcción y demolición están regulados conforme a lo dispuesto en el Decreto 112/2012 por el que se regula la producción y gestión de residuos de la construcción. El vertedero está en una zona arbolada con riesgo de incendio forestal, así que el vertido denunciado infringe también lo dispuesto en el Decreto 3769/1972, por el que se aprueba el Reglamento de Incendios Forestales y lo dispuesto en la Ley de Residuos.

Hay que recordar que la gestión de los residuos es una competencia municipal, por lo que resulta evidente que el Ayuntamiento de Laviana no ha procedido al control del referido vertido procediendo a la obligada retirada de los residuos y derivación de los mismos a un gestor autorizado y decretando la clausura con la correspondiente señalización tras la limpieza de lugar. Todo ello podría dar lugar a responsabilidades penales por omisión del deber de evitar el delito de incendio forestal al ser una zona boscosa la colindante, con el agravante de que está en una zona forestal de alto índice de riesgo de incendios.

Hay que recordar que los vertederos son en sí mismos generadores de evidentes riesgos y focos de peligro, y por ello, legalmente se imponen unas determinadas garantías y prevenciones que no observan quienes buscan cualquier lugar para depositar allí basuras sin adoptar la menor precaución tendente a evitar la contaminación, los incendios y la afección medioambiental, lo que da lugar a la comisión de este delito por imprudencia grave. En este caso es mas grave por el vertido de animales con riesgo para los colindantes.

Por todo ello hemos solicitado a las autoridades competentes que:

-Se analice el agua del cauce por si pudiera estar contaminada por la descomposición de la vaca.

– Se proceda a la retirada de los residuos y se lleven estos a un gestor autorizado. Que no hagan como otras veces que lo vuelvan a tirar en sitios no adecuados.

– Se sancione adecuadamente a los responsables si es que se les puede identificar, para que no siga contaminando el concejo con sus peligrosos vertidos y se investiguen los hechos denunciados y en el caso de encontrar las personas responsables, sean procesadas de acuerdo a la ley.

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés