Sogama reparte 235 compostadores entres seis concellos gallegos que apuestan por ampliar el autocompostaje

Los compostadores, de 400 litros de capacidad, están fabricados con materiales reciclados y reciclables. Se trata de las localidades coruñesas de Carballo, Laracha y Cabanas, las lucenses de Ribadeo y Viveiro, y la pontevedresa de Oia.

Sogama repartirá en breve un total de 235 compostadores entre seis ayuntamientos que han solicitado ampliar sus respectivos programas de autocompostaje (instaurados en su momento de la mano de esta empresa pública) a fin de llevar el reciclaje de la materia orgánica a nuevos hogares y avanzar en la consecución de importantes beneficios ambientales, económicos y sociales.

Se trata de las localidades coruñesas de Carballo, Laracha y Cabanas, las lucenses de Ribadeo y Viveiro, y la pontevedresa de Oia.

Los recipientes a suministrar tienen una capacidad para 400 litros y están fabricados con materiales reciclados y reciclables, además de disponer del certificado de cumplimiento de la Normativa Europea EN, certificado medioambiental y etiqueta ecológica.

Condición indispensable es que las nuevas viviendas a incorporar al programa sean unifamiliares y dispongan de terreno (huerto o jardín) en el que aplicar el compost resultante.

Para que éste cumpla con todos los requisitos de calidad, a cada familia participante se le entregará un manual didáctico de apoyo en el que se explica, de forma detallada, el procedimiento a seguir: desde la propia colocación del compostador, que debe estar siempre en una zona sombreada y en contacto con la tierra para facilitar la entrada de los organismos descomponedores, hasta los tipos de materiales que deben y no deben ser depositados en el mismo, así como el control de parámetros de gran relevancia como son el oxígeno, la temperatura y la humedad.

El objetivo último es que los usuarios obtengan un abono natural que reúna todos los requisitos impuestos por la normativa vigente para ser utilizado en la agricultura sin restricciones.

Si bien algunos ayuntamientos ya disponen de técnicos medioambientales con conocimientos expresos en la materia, otros han solicitado a Sogama la impartición de cursos presenciales de formación destinados a los vecinos que se incorporarán al proyecto en esta nueva fase.

Todo ventajas

Dado que en la composición global de una bolsa de basura tipo, la materia orgánica representa del orden del 42%, el autocompostaje permite que ésta se recicle en origen y, por tanto, se evite su depósito en los contenedores verdes convencionales.

De esta forma, los ayuntamientos podrían disminuir la frecuencia de recogida y transporte, reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera, aminorar el importe de la factura a pagar a Sogama, ya que entregarían menos toneladas de basura a esta empresa pública, además de recuperar una práctica tradicional en el rural gallego, con la ventaja adicional que se reducirían los desplazamientos que los ciudadanos deben hacer a los contenedores de recogida selectiva, pues fracciones como envases y papel/cartón pueden almacenarse varios días en las casas sin riesgo de olores.

A día de hoy, Sogama ha repartido un total de 10.555 compostadores entre 300 entidades (186 ayuntamientos de las cuatro provincias, 98 centros educativos y 16 colectivos sociales).

Fuente: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés