Polémica a cuenta de la planta de almacenamiento y estabilización de mercurio en Almadén

El tercer párrafo de la Resolución menciona un informe de fecha 3 de abril de 2019 que “indica que las operaciones de transformación del mercurio aún no han comenzado debido a fallos en uno de los reactores.

Ecologistas en Acción de Ciudad Real ha solicitado información sobre la “Resolución de 02/07/2019 de la Viceconsejería de Medio Ambiente, por la que se otorga autorización ambiental integrada para la planta de estabilización de mercurio ubicada en el término municipal de Almadén, Ciudad Real, titularidad de la empresa Minas de Almadén y Arrayanes, SA (Mayasa). 2015/12292”.

En primer lugar, piden información sobre el fallo de uno de los reactores que, aunque fue desmentido por la empresa, provocó la paralización de la planta:

Ecologistas en Acción quiere conocer más detalles sobre ese fallo: fecha y hora, tipo de fallo, reactor afectado, causas, medidas tomadas a corto y medio plazo, en qué afectó a la puesta en marcha de la planta, solución adoptada, situación actual y previsiones a corto y medio plazo.

En segundo lugar, siguen existiendo muchas incógnitas en cuanto a los residuos que va a generar el proceso de estabilización:

- Advertisement -

Parece contradictorio que según MAYASA: “[… ] el producto resultante sería un residuo peligroso estable no reactivo (Código LER 19 03 05) sin características de peligrosidad” y que sin embargo, la Resolución de 02/07/2019 establezca que “El residuo final será retirado por gestor autorizado, previa caracterización del mismo.”

Si los residuos son no peligrosos, ¿por qué serán gestionados por un gestor autorizado? ¿qué categoría de residuo corresponde aplicar?

El “residuo final”: ¿se refiere únicamente al residuo de sulfuro de mercurio estabilizado (cemento polimérico de azufre) o a otro/s?

¿Qué empresa se hará cargo de los residuos de mercurio “estabilizados”?

En cuanto a las opciones de tratamiento y gestión de los residuos:

Dice la Resolución de 02/07/2019: “El tratamiento y gestión de los residuos irá encaminado a la recuperación de componentes útiles mediante recuperación o regeneración.

En aquellos casos en los que, de forma puntual, o por condicionantes propios del residuo, el mismo no pudiese destinarse a la recuperación o reciclaje, se optará por el tratamiento físico químico, el aprovechamiento energético y, en último lugar, la deposición en vertedero controlado. En cualquiera de estos últimos casos la empresa deberá comunicar y justificar la solución adoptada”.

Partimos de la base, conforme se dice en todos los documentos, de que “en esta planta se tratará únicamente mercurio metálico y que se establecerán estrictas medidas de control y seguimiento para evitar que ningún otro tipo de residuo llegue a Almadén”. Si lo que entra es mercurio metálico casi puro, debería saberse de antemano los residuos que se van a enerar.

Si es así ¿por qué se barajan tantas opciones distintas de tratamiento: recuperación o regeneración, reciclaje, tratamiento físico químico, aprovechamiento energético, vertedero controlado. El aprovechamiento energético ¿se refiere a que podrán ser incinerados? ¿Dónde estará situado el vertedero controlado?

Finalmente, no quedan claros los controles previstos por la autoridad competente para garantizar que solamente llegue mercurio líquido a la planta y que el tratamiento se corresponda con lo autorizado.

El oscurantismo habitual de la empresa MAYASA y su connivencia con las administraciones preocupan a Ecologistas en Acción, por la contaminación que va a producir el proceso de “estabilización”, por la acumulación de residuos en las instalaciones de MAYASA o su transporte a vertederos de seguridad, y por el proceso en sí que sigue sin explicarse detalladamente.

Esta actividad podría afectar negativamente a la salud de las personas y del medio ambiente, ya de por sí altamente castigados por siglos de extracción del mercurio y por los residuos que esa actividad dejó, que no han sido recogidos ni tratados debidamente a día de hoy y que siguen presentes en la tierra, en el agua y en el aire que respiran cada día los habitantes de la comarca de Almadén.

Fuente: Ecologistas en Accion

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés