Los muchos vertederos de Asturias

Hay que recordar que el complejo de Zoreda ocupa terrenos de Gijón, Carreño y Llanera. Cogersa dispone de terrenos suficientes para verter adecuadamente los residuos urbanos no aprovechables ahora y los de muchos años más. Lo que se agota es el actual frente de vertidos, pero no el vertedero donde hay un gran complejo de tratamiento autorizado, donde además hay varias instalaciones complementarias, entre ellas otros 3 vertederos además del de residuos urbanos;  el de restos de construcción que recibe 197.933 toneladas, residuos industriales no peligrosos 117.807 toneladas y el residuos industriales peligrosos que fueron 38.227 toneladas.

   De acuerdo a los datos facilitados en la memoria de Cogersa del 2008 entraron al complejo de Zoreda 527.833 toneladas/año de Residuos Sólidos Urbanos, de estos 466.362 toneladas  fueron llevados al vertedero, porque hay que recordar que tenemos una de las tasas más pequeña de reciclaje de España que no llega al 10%.  

   Tiramos a vertedero 200.000 toneladas de fracción orgánica fácilmente biometanizable, también tiramos sin reciclar papel, vidrio, plásticos y textil que supone  otras 180.000 toneladas que deberían reciclarse.  

En la región al año se llevan a los 11 vertederos controlados 4.170.975 toneladas/año, de estos 1.628.348 son residuos de térmicas (escorias, cenizas, yeso), el resto son otros residuos industriales, construcción, lodos de depuradoras y residuos sólidos urbanos son 466.262 toneladas/año, lo que representa  que los residuos vertidos en vertederos controlados al año en Asturias solo un 12% son residuos urbanos.

   Además de Cogersa hay otros gestores significativos de residuos tan peligrosos como los urbanos, todos tiene el correspondiente vertedero legalizado, a saber:

– En Gijón en Monteana donde vierten al año 22.400 toneladas/año de residuos peligrosos  y 32.000 tn/año  de residuos no peligrosos asimilables a urbanos.

 

– En Avilés en el Estrellin hay un vertedero  donde vierten 562.650 tn/año de jarofix asimilables a urbanos.

– En Avilés en el valle de Tabiella hay un vertedero donde se vierten   547.100 tn/año  de residuos no peligrosos asimilables a urbanos.

–  En Carreño en Moniello donde vierten 225.000 tn/año de cenizas y 42.900 tn/año de escorias.

–  En Tineo hay dos vertederos el Soto de la Barca y de Busteiro,  donde se vierten 245.000 tn/año de cenizas, 60.000 tn/año de escorias y 73.618 tn/año de yeso asimilables a urbanos.

– En Langreo en Coto Raso, donde se vierten 180.000 tn/año de cenizas, 40.000 tn/año de escorias y 20.000 tn/año de yeso asimilables a urbanos.

– En Oviedo en Soto donde se vierten 255.680 tn/año de cenizas, 74.050 tn/año de escorias y 62.100 tn/año de yeso asimilables a urbanos.

– En Oviedo en Valmurian, donde se vierten 400.000 tn/año de residuos de lavaderos de carbón.

– En Siero en Valle, donde se vierten 20.000 tn/año de residuos de calcinación.

– En Mieres en Pumandongo, donde se vierten 350.000 tn/año de cenizas y escorias asimilables a urbanos.

Con lo que se puede ver que en Asturias, hay muchos más vertederos, que los residuos sólidos urbanos precisan de unas políticas mas activas de reducción, de reutilización y de reciclaje.

Recordar que la incineración no es solo la más peligrosa de las opciones de tratamiento de residuos, es la más cara para los ciudadanos, la que menos empleo genera, la que destruye las materias primas presentes en los residuos, que presenta un desfavorable balance energético, precisa un vertedero para escorias y cenizas. Ya resulta extraño  que para colocar la incineradora en la parte de Gijón y su vertedero si haya sitio.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés