MARM inicia la licitación de las obras de cubrimiento de la EDAR de Loiola en San Sebastián, que costarán 5,5 millones

En una rueda de prensa en la capital guipuzcoana, Elorza explicó que atendiendo a su petición al del presidente de la Mancomunidad del Añarbe, Enrique Noain, la Dirección General del Agua procedió a publicar en el Diario Oficial de la Unión Europea y en la página oficial de contratación del Minist4erio el concurso para la adjudicación de las obras del cubrimiento de los decantadores de la Edar de Loiola así como para la «mejora y ampliación» de algunos de los dispositivos de la depuradora de aguas residuales del Añarbe.

   El primer edil donostiarra recordó que la entrada en servicios de la EDAR de Loiola en julio de 2005 puso de manifiesto la existencia de «afecciones por malos olores» en el entorno inmediato de su emplazamiento, en las antiguas canteras de Kapuene, junto a la Hípica de Loiola. «El problema se derivaba del tratamiento en la estación de aguas industriales de origen papelero con presencia, entre otros, de compuestos de azufre, productores de los malos olores», apuntó.

   En este sentido, señaló que, para la eliminación de las afecciones Aguas del Añarbe ha venido llevando a cabo desde entonces numerosas actuacioens, en contacto periódico con una Comisión representativa de las Comunidades de Propietarios cercanas a la estación (Alto de Zorroaga), y de las asociaciones de vecinos de Loiola y Txomin.

   En total 30 actuaciones con un importe de 1.631.384 euros entre las que destaca el cubrimiento de los desarenadores de la Estación 745.206 euros y que permitieron reducir la emanación de olores en «cerca del 90 por ciento».

    Elorza indicó que tras diversos estudios olfatométrico y análisis del problema se concluyó que la actuación definitivamente eficaz para la supresión total de las afecciones por malos olores residía en el cubrimiento de la totalidad del área que los decantadores de la EDAR presentan al aire libre, que asciende a la «importante» superficie de una hectárea.

   El alcalde donostiarra manifestó su «satisfacción» ante la publicación de la licitación de las obras de cubrimiento de la EDAR de Loiola por cuanto aseguran la «definitiva solución» de este «problema» y «evita que la financiación se cargue sobre la Mancomunidad del Añarbe», ya que correrá a cargo del Ministerio.

   Según explicó, esta actuación, que se prevé esté adjudicada antes del verano y cuenta en un principio con un plazo de ejecución de nueve meses, supondrá la instalación sobre los decantadores de una cubierta de placas de una aleación especial de aluminio que puede ser parcialmente desmontada para las tareas de limpieza y mantenimiento de los decantadores.

   Además, se incluirá una nueva instalación de desodorización del aire contenido en el recinto así cubierto y también unos nuevos dispositivos de retención y evacuación de residuos gruesos y flotantes en los pozos de llegada a la EDAR de los colectores de saneamiento, así como una instalación para la recepción de lodos de depuración procedentes de EDAR industriales u otras para su secado térmico.

   Elorza apuntó que en un futuro Aguas del Añarbe contempla la posibilidad de instalar, con cargo a sus propios recursos financieros, una importante central solar fotovoltaica mediante la colocación de paneles solares sobre la cubierta de los decantadores que ahora ejecutará la dirección general del agua, a través de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés