REINNOVA

El sector de los residuos tiene un fuerte valor socioeconómico como fuente de ocupación, riqueza y capacidad de innovación e internacionalización. En una economía global, el liderazgo tecnológico en el ámbito del medio ambiente es un camino eficaz para incrementar el crecimiento y los puestos de trabajo. Al respecto de la fuerte dependencia tecnológica externa, “uno de los problemas, comenta Concha, es la falta de personal especializado y cualificado en el sector de los residuos así como en las especialidades adyacentes, tanto a corto como a medio y largo plazo. Esto representa, además de problemas fundamentales para el medio ambiente, un obstáculo para la exportación tecnológica de medio ambiente, ya que los países de destino no disponen de personal de explotación adecuado o no es suficiente”.

En referencia al mercado tecnológico de los residuos, Concha señala que “se ha de reforzar especialmente la competitividad internacional de las empresas con una orientación hacia la gestión de los residuos. El hecho de disponer de tecnologías y servicios adecuados adaptados a las necesidades así como de personal cualificado, supone una ventaja decisiva para la competitividad de las empresas que quieren explotar los mercados internacionales. La ampliación de la exportación refuerza la economía nacional y regional, garantiza la competitividad con el correspondiente aumento del valor añadido y permite la creación de puestos de trabajo cualificados.

La gestión de los residuos ha de ser coherentes con las políticas generales básicas como la económica, la energética, la innovación o el cambio climático. “Se trata de que la gestión de los residuos sea, conjuntamente con otros ámbitos ambientales, uno de los nueves motores de la economía que han de sustituir algunos sectores económicos más tradicionales”, sostiene Concha.

La adecuada conexión entre centros de investigación, universidades, empresas  y entidades que dedican sus esfuerzos a la tarea de la innovación y puesta a punto de tecnologías en materia de gestión de residuos, puede suponer un mejor uso del conocimiento técnico existente y el conocimiento todavía no adquirido así como un impulso a la innovación a través de una estructura de investigación que aglutinara y impulsara esfuerzos.

- Advertisement -

En este sentido, “Reinnova contará con la intervención de  dos centros de investigación en materia de residuos que son de referencia en el sector: Edmonton de Canadá que inició su actividad en 2005 y CReED en Alemania que inició su andadura hace un año.  Ambos nos mostraran como plasman y concretan en sus respectivos países lo que muchos compartimos”, concluye Concha.

http://www.isrcer.org

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés