Actualizar

lunes, febrero 6, 2023

Vilaboa y Porriño (Galicia) se apuntan a la campaña ‘Separemos ben, reciclaremos mellor’

“Separemos ben, reciclaremos mellor” prosigue su periplo por Galicia, llegando esta semana a los concellos pontevedreses de Vilaboa y Porriño. Este miércoles, día 25, lo hará al primero, ubicándose, de 16:30 a 20:00 horas, en la Plaza de la Casa de la Cultura de Riomaior (Parroquia de Santa Cristina de Cobres), y el 26 en Porriño, coincidiendo con las Fiestas Patronales de la localidad, permaneciendo operativa en la Plaza del Cristo, en horario de 12:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:00 horas.

El modus operandi a seguir en ambos casos será el mismo que el desplegado en el resto de los municipios por los que ha circulado esta iniciativa, valiéndose de un aula móvil atendida por monitores, así como de un juego gigante del reciclaje reservado para los más pequeños y con el que podrán divertirse y aprender.

Los educadores explicarán a los transeúntes las ventajas que trae consigo su participación en la gestión de los residuos a través de la aplicación del principio de las tres erres, esto es, reduciendo la producción de basura, reutilizando los productos a fin de aprovecharlos al máximo y separando adecuadamente las distintas fracciones para poder reciclarlas y, de esta forma, conseguir el tan ansiado ahorro de energía y materias primas.

En este sentido, se incidirá en mayor medida en la diferenciación de los materiales a depositar en cada contenedor, minimizando con ello los errores y, por tanto, el porcentaje de impropios, es decir, los desperdicios incorrectamente introducidos en los mismos.

Así, recordarán que el amarillo se destina a acoger los envases ligeros (envases de plástico, latas y briks); que el azul aglutina los envases de cartón y papel; que el iglú verde acopia los de vidrio; y que también hay minicontenedores específicos para pilas, por lo general ubicados en establecimientos comerciales, casas consistoriales, colegios y centros sociales, incidiendo en la necesidad de ser extremadamente cuidadosos con la selección de las mismas dada su peligrosidad y efectos negativos para el medio ambiente.

Por su parte, el contenedor verde convencional se reserva para la fracción resto, asumiendo Sogama su gestión a través de la selección de la parte reciclable (fundamentalmente acero, aluminio, acero residual y vidrio) y el acondicionamiento de la no reciclable en forma de combustible CDR (Combustible Derivado de Residuos), que valoriza en una planta termoeléctrica para producir energía eléctrica.

PONER EN VALOR LOS RESIDUOS

De acuerdo con la gestión jerarquizada de residuos que promulga la Unión Europea, la Sociedad apuesta por dar prioridad a la reducción, la reutilización y el reciclado, procediendo a la recuperación energética de la fracción no reciclable y reservando el vertido para último lugar por sus negativas consecuencias para la integridad del medio ambiente y la salud pública.

De hecho, los países europeos que más valorizan energéticamente, y que son sobre todo los del norte (Suecia, Dinamarca, Holanda, Alemania y Austria), se distinguen también por disponer de altas tasas de reciclaje y bajos niveles de vertido, siendo éstos inferiores al 5 por ciento. Por el contrario, en España, con bajos niveles de incineración con recuperación de energía y de reciclado, el uso del vertedero se dispara hasta el 58 por ciento.

El plan gallego de gestión de residuos urbanos 2010-2020 lo tiene claro. Sus objetivos se ajustan plenamente a la normativa vigente en la materia y su modelo se inspira en los países europeos más avanzados. Disminuir la producción de basura en un 10 por ciento, reto casi alcanzado en la actualidad, triplicar los porcentajes de reutilización y reciclado, pasando del 12 por ciento al 32 por ciento, y minimizar el vertido, descendiendo del 46 al 24 por ciento, constituyen las principales prioridades del documento, donde la educación ambiental de la población ocupa un destacado lugar, ya que sin colaboración ciudadana no hay reciclaje posible.

Asimismo, el compostaje doméstico constituye otra de las líneas prioritarias y de las que la campaña que nos ocupa también se hace eco, toda vez que permite reutilizar la fracción orgánica de la basura en forma de compost, un abono natural con excelentes propiedades fertilizantes para el suelo y con importantes ventajas ambientales y económicas. Desde el año 2010, más de 1.800 hogares de medio centenar de concellos, entre ellos el de Vilaboa, ya participan en el proyecto de autocompostaje impulsado por Sogama.

Pero “Separemos ben, reciclaremos mellor” tendrá todavía recorrido en ambos municipios, previéndose que a partir del próximo mes se programen charlas informativas destinadas a las asociaciones locales, así como actividades específicas para los centros escolares, ajustándolas a los distintos niveles educativos.

http://www.sogama.es/ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés