Greenpeace respeta el fallo del TS pero seguirá exigiendo la participación pública en al almacén nucleas de Villar de cañas

Greenpeace ha señalado que, a falta de poder leer la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que desestima su recurso contra el acuerdo del Consejo de Ministros que validó la ubicación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca), respeta la decisión, y ha indicado que seguirá «exigiendo» la participación pública sobre este proyecto.

    Según ha explicado a Europa Press la portavoz de la campaña de Energía de Greenpeace, Raquel Montón, la organización «todavía está esperando a recibir la sentencia y leerla en detalle y conocer la argumentación» del TS, aún así, ha apuntado que desde Greenpeace respetan las decisiones del tribunal».

   Para Montón, lo «importante» es que «el proceso continúa» y, además de este recurso ahora desestimado sobre la ubicación del ATC, existe otro en el que se reclama la participación ciudadana en «un proyecto real que se está conociendo ahora» y, por ello, «se seguirá exigiendo esto último», ha indicado.

   «Empezamos a conocer ahora el proyecto y sabemos que el transporte de los residuos nucleares serán por carretera, lo que implica que recorrerán cientos de kilómetros en los primeros meses. Los habitantes de las ciudades afectadas por este transporte creemos que también tienen que ser consultadas», ha señalado.

   En este sentido, ha puesto como ejemplo la presión ciudadana con la situación del proyecto de Castor. «Castor también fue un proyecto con evaluación de impacto ambiental. Sin embargo, ya en fase operativa se produjo un hecho no evaluado y ha sido la participacion pública real, los habitantes de la zona, los que han llevado a las autoridades a tomar medidas cautelares», ha recordado.

   «No se va llevar a cabo un proyecto como el del ATC, cuyo tiempo de vida es de entre 70 y 100 años, inasumible legislacion actual, sin la participación ciudadana», ha insistido.

 

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés