Mataró luchará contra la pobreza energética con los ahorro conseguido en los equipamientos

El consumo anual total de electricidad y gas del Ayuntamiento el 2014 fue de 15.583.409 kWh equivalentes a más de 26 millones de euros. El consumo eléctrico supone un 80% del total, mientras que el de gas es el 20% restante. La mayor parte de este consumo energético lo generan los equipamientos municipales y el alumbrado público.

El Pleno del Ayuntamiento de Mataró ha aprobado el Plan de ahorro y eficiencia energética (P3E) (2015 -2016), que prevé acciones en equipamientos e instalaciones municipales donde se pretende reducir hasta un 20% del consumo de electricidad y gas. El Plan contempla la posibilidad de realizar auditorías energéticas en domicilios particulares y establecimientos comerciales para fomentar el ahorro privado, así como una serie de actuaciones para luchar contra la pobreza energética.

El consumo anual total de electricidad y gas del Ayuntamiento el 2014 fue de 15.583.409 kWh equivalentes a más de 2’6 millones de euros. El consumo eléctrico supone un 80% del total, mientras que el de gas es el 20% restante. La mayor parte de este consumo energético lo generan los equipamientos municipales y el alumbrado público.

El Plan de ahorro y eficiencia energética suscribe la visión y las líneas estratégicas del Plan de acción para la energía sostenible (PAES) que el Ayuntamiento de Mataró aprobó en 2009 en el marco de la nueva Agenda 21, en el sentido de reducir la contribución al cambio climático (reducción de los gases de efecto invernadero).

- Advertisement -

La creación del Gestor energético en febrero de 2014 y la constitución del Comité municipal de la energía en abril pasado han precedido la puesta en marcha del proyecto.

Objetivos y acciones
El Plan contempla acciones a desarrollar en los equipamientos, las instalaciones y servicios municipales, pero también dirigidas a las viviendas y las actividades económicas. Se plantean diferentes acciones para lograr cada uno de los siguientes objetivos:

1. Generar un ahorro de hasta un 20% del consumo energético municipal en donde se realicen acciones de ahorro y eficiencia energética. Las principales acciones previstas para este objetivo son:

– Realizar un inventario de los suministros energéticos de los equipamientos, de los consumos energéticos del alumbrado, de los semáforos y de la flota de vehículos municipales.

– Auditoría de todos los equipamientos municipales, los cuadros de alumbrado y de semáforos, y elaboración de informes-propuesta con medidas de eficiencia y ahorro donde sea necesario.
– Auditorías con monitorización en 10 equipamientos municipales.
– Detección de consumos excepcionales en los equipamientos, cuadros de alumbrado, cuadros de semáforos y vehículos.
– Aprobación del Plan Director del Alumbrado.
– Análisis de consumos de la flota de vehículos.
– Análisis y estudio de posibilidades de implantación de vehículos eléctricos.
2. Impulsar medidas de ahorro y eficiencia energética en todos los ámbitos de la ciudad. Para conseguir este objetivo se prevén acciones dirigidas a los hogares, la actividad económica y la movilidad:
– Elaborar un protocolo para realizar estudios energéticos (auditorías) que recoja el compromiso y la implicación del titular del domicilio o de la actividad económica.
– Realizar estudios energéticos en domicilios voluntarios, hogares vulnerables -por ejemplo, familias con problemas para afrontar el pago de los recibos-, comercios, hostelería y pequeña actividad económica, con la elaboración de informes-propuesta de cambio de tarifas, hábitos y de inversiones a realizar.
– Implantar 5 puntos de recarga de vehículos eléctricos en la ciudad.

3. Fomentar la cultura del ahorro y la eficiencia energética en la organización municipal y en la ciudad. Entre otras acciones, para cumplir este objetivo se prevé:
– Hacer un estudio para renovar los contratos de suministro eléctrico y de gas con mejora del precio.
– Impulso de convenios y acuerdos con entidades para realizar acciones que promuevan el ahorro y la eficiencia.
– Fomento de las auditorías a la industria y la actividad económica media y grande.
– Puesta en marcha del Proyecto 3/33, que contempla dedicar un 33% del ahorro energético conseguido cada equipamiento municipal para hacer frente a situaciones de vulnerabilidad social vinculada a la pobreza energética. El resto se destinará a mejoras en el propio equipamiento (33%) y al presupuesto municipal (33%).
– Definición de un Banco Municipal de la Energía, donde irían a parar los recursos que se destinaran a dar respuesta a situaciones de pobreza energética.
– Creación de la Mesa de pobreza energética, formada por diferentes ámbitos municipales y sociedad civil, para coordinar las acciones relacionadas.
– Continuar el proyecto europeo 50/50 max.
– Campañas informativas dirigidas a las AMPA, asociaciones de vecinos, ciudadanos en general, comercios, hostelería y pequeña actividad económica.
– Sesiones formativas para el ahorro y eficiencia energética y acciones formativas para fomentar la conducción eficiente.
– Organizar la «1ª Jornada sobre ahorro y Eficiencia energética: Herramientas y modelos de gestión».
– Poner en marcha el Observatorio Municipal de la Energía.
– Iniciar las certificaciones energéticas de los edificios municipales.
100.000 euros de ahorro 2014
El Ayuntamiento ya consiguió el 2014 un ahorro de € 100.669,47 mediante el cambio de la potencia eléctrica contratada a 49 equipamientos municipales.

En las próximas semanas, dentro ya del Plan de ahorro y eficiencia energética, se pedirá a la compañía suministradora la reducción de potencia de 22 equipamientos más, así como de diferentes inmuebles propiedad de PUMSA, donde también se harán pequeñas inversiones para instalar LEDs y detectores de presencia. Con estas nuevas acciones se prevé conseguir un ahorro de € 136.188 más.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés