Prosigue el ‘lio’ de las BRIF

El colectivo se encuentra en huelga indefinida desde el pasado lunes con unos servicios mínimos de una media del 65%. Este martes, la empresa responsable de la unidad convocó una rueda de prensa para dar su «versión» del conflicto con los trabajadores y de su posición ante las propuestas de los negociadores.

La Asociación de Trabajadores de las BRIF (ATBRIF) ha acusado al responsable de Recursos Humanos de TRAGSA, Jorge Hernández Marijuán, de «intentar desacreditarles» por sus declaraciones, este martes, en las que aseguraba que sería ilegal plantear un incremento salarial para los trabajadores de la Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF).

El colectivo se encuentra en huelga indefinida desde el pasado lunes con unos servicios mínimos de una media del 65%. Este martes, la empresa responsable de la unidad convocó una rueda de prensa para dar su «versión» del conflicto con los trabajadores y de su posición ante las propuestas de los negociadores.

«Es paradójico que tanto la ministra como la empresa hablen de la inviabilidad de la subida, cuando ya han presentado una propuesta que recoge un aumento de un 7% –manifiestan desde la asociación–. Si se puede subir un 7% entendemos que también se podrá subir cualquier otro porcentaje».

- Advertisement -

En todo caso, la organización (que asegura representar al 80% de los trabajadores de las BRIF) ha valorado la propuesta de incremento actualdel salario o de los «plus» como «ridícula». «Hablamos, por poner un ejemplo, de un aumento de un 7% sobre 3,5 euros en el plus de riesgo o un aumento de un 7% de nuestros 800 euros de salario», señala.

Por ello, creen «razonable» que «un colectivo que se juega la vida apagando y previniendo incendios pida ser mileurista».

Los trabajadores de la BRIF han acusado a la empresa de «difamarles» por las explicaciones de Marijuán, este miércoles, acerca de que el colectivo ha pedido a la empresa coeficientes de reducción de la edad de jubilación.

«Tenemos claro que TRAGSA no es quien para modificar el IRPF y tampoco nunca se les ha pedido coeficientes reductores –han asegurado–. Lo que si se les ha pedido es documentación que demuestre los riesgos a los que nos exponemos y la toxicidad que supone apagar un incendio».

Por otra parte, en relación a la demanda del cambio de denominación de los trabajadores de brigadistas a «bomberos forestales», ponen en duda que exista algún problema en aceptarla debido a que «no habría ningún problema» si, como defiende la empresa, dicha denominación no existe de forma oficial.

«Según recoge la Real Academia Española de la Lengua la palabra ‘bombero’ en su segunda acepción es: operario encargado de extinguir los incendios –señalan–. Por lo tanto, entendemos que aquel que extingue incendios forestales deberá ser bombero forestal. No brigadista como se nos está ofertando por parte de la empresa».

Aún así, reconocen que el cambio de nombre «no supondría un aumento en la masa salarial de la empresa» pero, precisamente por ello, critican que la empresa ponga impedimentos a llevarlo a cabo.

Los responsables de la Asociación han criticado que, a su juicio, tanto la empresa como el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente tratan de «justificar lo injustificable» y de «desacreditar» al dispositivo responsable de la huelga.

Además, aseguran que «quieren y están dispuestos» a negocias las condiciones para el fin de una huelga y llegar a un acuerdo pero creen que sus interlocutores «hasta el día de hoy solo se han se limitado a reírse de ellos». «Nosotros no somos especialistas en leyes, ni presupuestos, ni negociaciones, somos y queremos ser mejores profesionales si cabe en nuestra vocacional profesión y esto pasa por que nuestra situación cambia cuanto antes y nuestras tres reivindicaciones se vean concedidas», han subrayado.

Por ello han concluido manifestándose «supeditados» a que «los responsables de esta situación les llamen» con «propuestas serias de cambio».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés