Un millón de Compromisos por el Clima y el Grupo Matarromera

Un millón por el clima persigue un «desafío colectivo» de alcanzar esa cifra de compromisos, un millón, para poner en valor «diferentes gestos de ciudadanos particulares, empresas, entidades e instituciones» comprometidas frente al cambio climático.

Grupo Matarromera, con sede en Valbuena de Duero (Valladolid), se ha sumado a la iniciativa ‘Un millón de Compromisos por el Clima’, auspiciada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) y Ecodes para refrendar «sus compromisos con el ámbito de la Sostenibilidad y el Medio Ambiente».

En una jornada celebrada en el Salón de actos del Magrama, Matarromera ha recibido el diploma que le acredita como «una de las primeras cinco bodegas españolas» en sumarse a este programa que pretende contribuir a la «movilización de todo el planeta» para el éxito de la ‘Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático’ (COP21) que se celebrará en Paris la primera semana de diciembre de 2015, según ha informado la bodega en un comunicado recogido por Europa Press.

‘Un millón por el clima’ persigue un «desafío colectivo» de alcanzar esa cifra de compromisos, un millón, para poner en valor «diferentes gestos de ciudadanos particulares, empresas, entidades e instituciones» comprometidas frente al cambio climático.

En ese sentido, Grupo Matarromera pone en valor su programa ‘Matarromera Sostenible en el Planeta Tierra’, que engloba una serie de medidas y estrategias que tiene como fin la «reducción de gases de efecto invernadero», la reducción de «la huella de carbono y la huella hídrica» de sus diferentes vinos, y la adopción de «medidas de acción que sean respetuosas con el Medio Ambiente».

El plan, impulsado por Matarromera desde el año 2005, comprende un conjunto de medidas como la «ecoeficiencia del diseño de sus bodegas», la disminución de su «dependencia energética» y la «reducción de consumo de emisiones», el cálculo de la huella de carbono, el tratamiento sistematizado de residuos y el aprovechamiento de co-productos de la uva, la producción ecológica y los proyectos de I+D medioambientales.

Con el uso continuado de energías renovables (biomasa, fotovoltaica y solar térmica), su sede social, la Bodega Emina, es «el primer centro integral de desarrollo sostenible del sector vinícola», dada su «eficiencia energética» y como ejemplo de «construcción sostenible».
SUS OBJETIVOS

Los principales objetivos para los próximos años son la reducción del consumo de agua y energía por unidad de producto hasta en un 40 por ciento, la reducción de emisiones por unidad de producto hasta en un 40 por ciento y la implantación de eco diseños para disminuir el consumo de materiales.
Asimismo, llevarán a cabo la sustitución progresiva de sistemas de iluminación tradicional por Leds, la potenciación del uso de energías renovables (solar, biomasa y eólica), la mejora de la ecoeficiencia de las instalaciones, el crecimiento de las marcas ecológicas, el desarrollo de nuevos proyectos de I+D medioambiental y, además, la intención de reafirmar la posición del Grupo como «referente en materia de sostenibilidad medioambiental» en el sector vitivinícola nacional.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés