2 meses para acabar con la restauración en la zona del incendio de Quesada, Jaén

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente lleva a cabo a través de la empresa Tragsa la restauración forestal y medioambiental en la zona con una inversión de 500.000 euros.

Los trabajos de emergencia iniciados en diciembre para que la zona afectada por el incendio del pasado mes de julio en el paraje jiennense de La Cruz del Muchacho, que afectó a los términos municipales de Quesada, Huesa y Cabra del Santo Cristo, finalizarán el próximo mes de mayo.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente lleva a cabo a través de la empresa Tragsa la restauración forestal y medioambiental en la zona con una inversión de 500.000 euros.

El subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, ha subrayado que estos trabajos son «fundamentales para la recuperación de los hábitats» y para frenar la erosión. Además, se está contando con mano de obra de la zona para llevarlos a cabo.

Se actúa en 10.195 hectáreas, con una superficie forestal dañada de un 96,6 por ciento sobre el total. Hasta ahora se ha conseguido actuar sobre el total de vegetación afectada por el incendio.

Se ha procedido a la corta y apeo de pies afectados, unos han sido eliminados y otros han servido para la construcción de fajinadas. Además de la realización de podas sanitarias en pinos flameados con el fin de reducir la aparición de posibles plagas.

Una vez han finalizado estos trabajos, se llevará a cabo el desembosque de residuos gruesos y la recogida de residuos finos, con labores de corta, puesto que pueden suponer un grave riesgo de futuros incendios.

La prioridad de todos los trabajos, ha recordado el subdelegado, es evitar la erosión y pérdida de suelo, puesto que la orografía cuenta con pendientes muy acusadas.

Desde diciembre se ha conseguido reducir a la mitad este peligro, por lo que hasta la finalización de los trabajos, previsto para principios de mayo, se van a construir fajinadas y albarradas.

Por un lado, se aprovechan los residuos generados tras el apeo de pies para la construcción de fajinas en la red de drenaje y, por otro, se construyen albarradas que complementan esta función protectora.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente participó en julio en las labores de extinción del incendio con doce medios aéreos, colaborando así con los efectivos humanos y materiales del Plan Infoca de la Junta de Andalucía.

El dispositivo del Estado desplazado al lugar del siniestro se completó con la Unidad Militar de Emergencias (UME), que entró en acción con 248 militares, 77 vehículos y 1 helicóptero, todos ellos procedentes de su base en Morón de la Frontera.

Por su parte la Guardia Civil trabajó en la zona del incendio con 150 efectivos y un total de 43 patrullas, colaborando además para alejar a la población de la zona de riesgo, sobre todo en las pedanías de Ceal, Chillal y Cortijo Nuevo.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés