Andalucía regularizará los chiringuitos

Los empresarios de playas y la Junta han apostado por trabajar para establecer criterios que den uniformidad a estos establecimientos, de cara a los nuevos equipamientos y a los proyectos de mejora una vez que cuenten con las necesarias garantías jurídicas. Al respecto, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha ratificado al sector su compromiso de que en octubre haya finalizado la normalización de su situación.

Así se ha trasladado tras la reunión mantenida este miércoles en Málaga capital entre los responsables de la patronal de los chiringuitos y representantes de la Consejería de Medio Ambiente, con Fiscal a la cabeza.
El objetivo sigue siendo que el proceso de regularización de más de 400 chiringuitos en toda la Comunidad andaluza, de los que 177 se localizan en el litoral malagueño, haya finalizado el próximo mes de octubre.

Fiscal ha reconocido que la normalización de estos negocios conlleva «muchas dificultades», pero ha valorado que en esta nueva etapa de diálogo «el asunto se esté encarrilando».
«En los últimos meses le estamos dando un acelerón y se está avanzando bastante», ha resaltado el titular andaluz de Medio Ambiente, por lo que «estamos moderadamente satisfechos».

Para ello, además, se han reforzado las delegaciones territoriales de Medio Ambiente de Málaga y de Almería con personal extra dedicado a la tramitación de estas concesiones.

Por el momento, de los 900 chiringuitos que hay en Andalucía, aproximadamente la mitad ya ha regularizado su situación, siendo la provincia de Málaga en la que es necesario «un trabajo más arduo», ha admitido Fiscal, en tanto que concentra la mayoría de estos establecimientos.

El consejero andaluz ha hecho un llamamiento al sector para que tengan «confianza» porque «con esfuerzo y trabajo seguro que llegamos a octubre».

UNIFICACIÓN DE CRITERIOS

Respecto a la unificación de criterios demandada por este sector, Fiscal ha dicho que «parece razonable que haya una idea general para toda la Comunidad y que no difiera en función de la provincia». De hecho, ha informado de que este asunto será analizado porque «da mucha seguridad a los empresarios». «Demandan claridad para que cuando hagan una inversión no corran riesgos», ha aseverado.

Ha precisado que, aunque haya cuestiones que dependan de los ayuntamientos, «en lo que se refiera a la Junta es razonable hacer un esfuerzo de unificación de criterios», ya que «es lógico saber qué material se puede utilizar y cuál no, y que lo que se use en Málaga se pueda usar en Cádiz, Almería, Huelva o Granada».

Un sector el de los chiringuitos que Fiscal ha reconocido que es «esencial» en el turismo de Andalucía y especialmente en el de sol y playa, que es, a su vez, «un pilar importante en la Comunidad». Más aún, ha expuesto que «pocos negocios son tan compatibles con el medio ambiente como éstos».

Por su parte, el responsable de la Federación Andaluza de Empresarios de Playas, Norberto del Castillo, ha hecho hincapié en que con la unificación de criterios se trata de que «no haya discriminación de una provincia sobre otra».

«Eso de unificar criterios e ir juntos es algo que siempre se dice, sobre todo en elecciones, pero luego a veces se olvida», ha indicado Del Castillo, destacando la necesidad de «tratar de aportar nuestra experiencia para que la Junta la recoja en sus decisiones y se pueda mejorar el sector y facilitar la viabilidad de los proyectos».

El presidente de la Asociación de Empresarios de Playas de la Costa del Sol, Manuel Villafaina, ha incidido, por su parte, en que hasta ahora «los criterios que tenían las distintas delegaciones eran totalmente diferentes a la norma, y no nos comunicábamos lo suficiente».

Sin embargo, en esta nueva etapa de diálogo con la Junta, hay «un engranaje total de la Administración andaluza con los empresarios», según Villafaina. «Las cosas se han facilitado, nos hemos puesto a hablar y, a partir de empezar a hablar, estamos trabajando a gusto y todo va para adelante», ha valorado, subrayando que «todo lo anterior eran pegas y ahora son realidades».

Por ello, ha asegurado que «la satisfacción es enorme»: «trabajando así las cosas saldrán adelante». En consecuencia, ha confiado en que «antes de finales de octubre, al menos en Málaga, estén todos los chiringuitos con el problema jurídico resuelto».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés