Un ‘Top 10’ de ciudades sostenibles sin acento español

Hay que llegar hasta los puestos 21 y 24, con Barcelona y Madrid, respectivamente, para encontrar dos capitales españolas en este ranking de las cien ciudades más sostenibles en movilidad urbana.

Siete ciudades europeas, ninguna de ellas española, se encuentran en entre las diez más sostenibles en materia de movilidad urbana a nivel mundial, según el Índice sobre Ciudades Sostenibles en materia de movilidad 2017.

Hay que llegar hasta los puestos 21 y 24, con Barcelona y Madrid, respectivamente, para encontrar dos capitales españolas en este ranking de las cien ciudades más sostenibles en movilidad urbana.

El listado ha sido realizado por Arcadis, una firma global en diseño y consultoría para activos naturales y construidos en colaboración con el Centro para la Investigación Económica y Empresarial (CEBR).

- Advertisement -

En concreto, el primer puesto lo ocupa Hong Kong, por su innovadora red de metro y el elevado uso del transporte público, seguida de Zúrich y París, por su rendimiento en infraestructuras, la eficiencia de su red de metro y su compromiso con la tecnología ecológica.

El índice evalúa 23 indicadores individuales, cada uno de los cuales representa un componente de movilidad urbana, que incluye desde el compromiso del gasto público destinado a infraestructuras hasta la asequibilidad del transporte público.

En concreto, estos 23 índices se agrupan en personas, planeta y beneficio y la combinación de estas métricas y subíndices individuales genera una puntuación global en el Índice y ofrece un escenario indicativo del estado actual del entorno de movilidad urbana de una ciudad.

Dentro de las ciudades analizadas con estos indicadores a lo largo de todo el mundo, en España se seleccionaron Barcelona y Madrid como objeto de estudio, las cuales se sitúan entre las 25 ciudades del mundo más sostenibles en movilidad urbana, que ocupan los puestos 21 y 24 respectivamente.

Entre los aspectos que se han valorado sobre las dos ciudades españolas figuran el precio más asequible del transporte urbano en relación con la economía local en Madrid y Barcelona, frente a otras como Londres o Amsterdam.

En cuanto al impacto ambiental de los sistemas de transporte de Madrid y Barcelona, el estudio destaca la proactividad de ambas ciudades de cara a la incentivar la compra y uso de vehículos eléctricos, así como las medidas establecidas para reducir la contaminación del aire y las emisiones derivadas del transporte.

La comparativa de espacios verdes dentro de las ciudades nos permite saber la situación de estas, pero a pesar de que Madrid cuenta con mayor provisión de espacios que Barcelona, ambas distan de la superficie disponible en lugares como Zúrich y Frankfurt.

Aun así, es destacable la política de medios de transporte en ambas ciudades, en las que se está invirtiendo en infraestructuras para el transporte en bicicleta, reduciendo así el tráfico y las emisiones de gases efecto invernadero.

El estudio analiza también las tendencias en movilidad en ambas ciudades, mientras que en Barcelona, una gran mayoría de la población prefiere caminar o el uso de la bicicleta para ir al trabajo, en Madrid todavía no es una costumbre tan extendida.

A pesar del buen rendimiento de ambas ciudades en el índice, en lo referente al horario de apertura del transporte público se sitúan por debajo de ciudades europeas como Londres, que cuenta con un horario de funcionamiento más amplio, lo que les hace perder puntos en uno de los marcadores clave.

El primer puesto a nivel mundial lo ostenta Hong Kong, por su innovadora red de metro y el elevado uso del transporte público, por favorecer la movilidad urbana y crear oportunidades económicas y enriquecer la vida de ciudadanos, turistas y empresas. Tras ella, Zúrich y París están en el podio por su buena posición en planeta y beneficio, por su amplio sistema de infraestructuras, la eficiencia de su red de metro y su compromiso con la tecnología ecológica.

En general, las ciudades de Europa destacan por su posición en el índice global, así como en los diferentes subíndices relativos a personas, planeta y beneficio. En un total de 4 ciudades europeas están presentes en los diez primeros puestos del subíndice personas. Las ciudades españolas de Madrid y Barcelona destacan por ser las ciudades de Europa mejor posicionadas en este subíndice, seguidas por París. Londres ocupa la última posición del Top 10.

En la categoría planeta las diez primeras ciudades son europeas, con las alemanas a la cabeza por su proceso de industrialización temprano, por la reducción de emisiones por medio de excelentes infraestructuras para bicicletas, su compromiso con la tecnología ecológica y la integración de los vehículos eléctricos.

En el subíndice beneficio, las ciudades europeas ocupan siete de las primeras diez posiciones, por las grandes inversiones en las infraestructuras de transporte y el amplio uso de los sistemas de transporte público.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés