WWF denuncia un aumento drástico de las capturas de atún rojo en ICCAT

Como temíamos, ICCAT ha aprobado un aumento en las cuotas de captura de atún rojo de hasta 36.000 toneladas para 2020, que es la mayor captura total permitida jamás para el atún rojo. Los científicos advierten que no pueden confirmar la plena recuperación del stock occidental de esta especie y se espera que disminuya con tal nivel de captura.

Tras el cierre de la reunión de ICCAT en Marruecos, denunciamos la decisión de aumentar drásticamente las cuotas de captura de atún rojo, a pesar de que la recuperación de la población de esta especie aún no está confirmada. También criticamos la falta de progresos para mejorar el futuro del marrajo dientuso, la la tintorera y las poblaciones de atunes tropicales.

Como temíamos, ICCAT ha aprobado un aumento en las cuotas de captura de atún rojo de hasta 36.000 toneladas para 2020, que es la mayor captura total permitida jamás para el atún rojo. Los científicos advierten que no pueden confirmar la plena recuperación del stock occidental de esta especie y se espera que disminuya con tal nivel de captura.

«WWF quiere mostrar su rechazo porque ICCAT ha elegido primar los beneficios económicos a corto plazo cuando esperábamos una victoria conservacionista a largo plazo. Y más grave es la cuota de 2.350 toneladas aprobadas para la sobreexplotada población occidental que descenderá otro 9%», apuntó Raúl García, coordinador de Pesquerías de WWF España.

- Advertisement -

Asesoramiento científico confuso

Tememos que el asesoramiento flojo y confuso del comité científico de ICCAT haya llevado a este organismo a adoptar un aumento drástico de las cuotas este año. Por tanto, WWF le pide al comité científico que mejore su metodología para brindar recomendaciones científicas robustas y claras en el futuro.

«Durante los últimos 10 años, hemos luchado para salvar al atún rojo. Estábamos tan cerca de su plena recuperación que es un escándalo ver a ICCAT volver a aplicar el modelo de siempre, lo que podría poner en peligro todo el progreso que hemos logrado. Aunque el TAC se aumenta dramáticamente, no se han aprobado medidas que beneficien a las flotas artesanales, excluidas de la pesquería hace 10 años», señala García.

No obstante, aplaudimos la adopción de reglas de control de capturas para el atún blanco del Atlántico Norte. Esta es la primera vez que ICCAT adopta un enfoque innovador y, definitivamente, allana el camino para la gestión a largo plazo de otras especies de ICCAT.

Sin límites de captura para el marrajo

Por otro lado, mostramos de igual modo su oposición ante la falta de límites de captura para el marrajo dientuso en 2018, cuando la población está en riesgo de colapsar. Sin embargo, reconocemos que el plan adoptado para el marrajo del Atlántico Norte podría ser un primer paso positivo. Pero señala que solo ocurrirá si las naciones desarrollan las medidas del plan en 2018 y comienzan el proceso de reconstrucción de las poblaciones en 2019, según lo acordado en este plan.

Lamentamos que no se haya tomado ninguna medida para el marrajo del Atlántico Sur, que sigue sin estar totalmente regulado. Asimismo, las débiles medidas existentes para las poblaciones de tintorera tampoco han mejorado.

Estamos también muy preocupados por el hecho de que no se hayan tomado decisiones para detener la sobrepesca del atún tropical, lo que debilita los planes actuales para el patudo y el rabil, que no son respetados por las naciones.

Por último, instamos a a adoptar mejores prácticas globales para reducir la mortalidad juvenil relacionada los FAD, estructuras que flotan en medio del océano bajo el que se agregan los peces, y la captura accidental. Además, solicitamos más observadores en grandes palangreros y la prohibición o un fuerte control en todos los transbordos en el mar para combatir la pesca ilegal.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés