Los ‘claroscuros’ del cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos)

Así lo ha aclarado durante su intervención en la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital del Congreso, en donde los partidos de la oposición se ha puesto en duda las decisiones del organismo regulador en esta materia, y más concretamente, las tomadas por el Pleno del Consejo de CSN.

El presidente del Consejo de Seguridad Nuclear, Fernando Martí, ha señalado este miércoles que en la decisión del cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) «nadie ha intervenido políticamente» y que él mismo «no lo hubiera consentido» si así fuera. En este sentido, ha defendido también el trabajo de los técnicos del organismos que, según ha señalado, «han hecho que han tenido que hacer».

Así lo ha aclarado durante su intervención en la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital del Congreso, en donde los partidos de la oposición se ha puesto en duda las decisiones del organismo regulador en esta materia, y más concretamente, las tomadas por el Pleno del Consejo de CSN.

«Me acusan de estar haciendo gestiones para el Gobierno, como que somos los portavoces y es mentira. Jamás me han dado una instrucción sobre nada, ni yo lo toleraría. No me iría a dormir tranquilo», ha insistido Martí, para después señalar que en «todo lo que se hace en el CSN, lo hacen los técnicos de abajo a arriba».

- Advertisement -

Garoña ha sido uno de los temas por los que más han preguntado los partidos de la oposición en esta intervención, así como por la situación del proyecto del Almacén Temporal de Villar de Cañas (Cuenca) o la mina de Uranio de Retortillo (Salamanca). En estos dos últimos casos, el presidente del CSN ha asegurado que tiene opinión personal, pero no puede hacerla pública como miembro del órgano que preside. Martí ha recordado que estos temas son decisiones del Gobierno y el Consejo sólo trabaja en lo que se le encarga en materia de seguridad.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés