Actualizar

lunes, febrero 6, 2023

Gobierno y Junta abordan cómo emprender la vía civil para tomar posesión del Algarrobico

La comisión mixta entre Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) y la Junta de Andalucía se reúne este jueves para abordar las consecuencias de la sentencia del Tribunal Supremo que obliga al Gobierno que preside Susana Díaz a iniciar un pleito por vía civil para conseguir la inscripción registral a su nombre de las fincas que componen el sector ST-1 sobre el que se levanta el hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras (Almería).

El encuentro, que llega a los 18 meses de la creación de la citada comisión, se celebra por petición de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

El Supremo acordó desestimar el pasado día 7 el recurso del Gobierno andaluz contra el auto del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que, en 2015, le denegó la autorización para entrar y tomar posesión de El Algarrobico en cumplimiento del derecho de retracto que ejerció en 2006 por 2,3 millones de euros.

Así, la Junta de Andalucía, que ha trasladado que, si bien esta decisión «ralentiza» la demolición, no supone una «marcha atrás», deberá acudir a la vía civil contra las mercantiles Azata del Sol y Azata Patrimonio para poder inscribir registralmente a su nombre el suelo sobre el que se levanta el establecimiento de una veintena de plantas y de 411 habitaciones.

La resolución resulta clave para determinar los pasos que ha de dar la Administración para dar cumplimiento al protocolo conjunto firmado en 2011 con el Ministerio de Medio Ambiente para la demolición del inmueble y la restauración paisajística de la playa.

La organización Ecologistas en Acción ha advertido de que esta decisión del Tribunal Supremo «supone como mínimo otros cinco o seis años hasta que la Junta de Andalucía pueda apropiarse de los terrenos» en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y de que, «una vez tenga los terrenos en su poder, se plantearán dos problemas nuevos».

«En primer lugar, Azata se negará a entregar el hotel alegando que el retracto sólo afecta a los terrenos, y por otro lado, cuando la Junta quiera demoler el hotel tendrá que pedir al Ayuntamiento de Carboneras que inicie un expediente de demolición, a lo que sin duda se negará el consistorio alegando que los terrenos son urbanizables en el PGOU municipal y además el hotel tiene licencia municipal de obras», ha remarcado.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés