Construyen viviendas en Morón (Sevilla) en suelo ilegalizable

La operación, denominada Olo Jin, se inició tras investigar en el paraje Molino Hondo del citado municipio donde se ubica un asentamiento de viviendas a modo de urbanización. El conjunto urbanístico, dotado de servicios de agua y electricidad, contaba con apertura de caminos e instalaciones de contadores, así como varias obras activas, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

El Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) de la localidad sevillana de Morón de la Frontera investiga a un total de 34 personas por un delito contra la ordenación del territorio, al residir en parcelas consideradas ilegalizables, donde se habría construido un «gran asentamiento de viviendas».

La operación, denominada ‘Olo Jin’, se inició tras investigar en el paraje ‘Molino Hondo’ del citado municipio donde se ubica un asentamiento de viviendas a modo de urbanización. El conjunto urbanístico, dotado de servicios de agua y electricidad, contaba con apertura de caminos e instalaciones de contadores, así como varias obras activas, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

Así, tras distintas investigaciones se ha averiguado que existe una comunidad de vecinos denominada ‘Molino Hondo’ que gestiona los servicios de aguas y electricidad. Además, agentes del Seprona han averiguado que en el terreno en el que se han realizado las construcciones se ha subparcelado en 30 lotes.

Tras gestiones Consistorio de la localidad y a través de un informe urbanístico de los actos de construcción observados, los agentes han averiguado que todas las construcciones existentes en las citadas parcelas son ilegalizables, ya que «además de carecer de licencias ni proyecto de obra, se encuentran en un terreno catalogado como terreno no urbanizable de especial protección», apuntan en la nota.

Dado los hechos, los agentes han citado calidad de investigados al propietario de la parcela como responsable de actos de urbanización y construcción, a los propietarios de las subparcelas como promotores de actos de construcción y edificación, y a los responsables de las empresas constructoras, ya que ninguno de los actos estaban amparados por una licencia o proyecto de obra.

Cabe destacar que las construcciones realizadas son principalmente viviendas residenciales, con piscinas y construcciones anexas de servicios, creando un gran asentamiento de viviendas, que «impacta negativamente en el paisaje que rodea a esta urbanizacion fantasma». Las diligencias han sido remitidas a la Fiscalía de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Patrimonio Histórico de la Audiencia de Sevilla.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Mundial de los Ríos 2022

La UE cierra zonas de pesca

Proyectos ALADDIN y TAB4BUILDING