Madrid crea reservas de biodiversidad en taludes erosionados

Están formadas por jardineras y rocallas que mejoran el paisaje urbano gracias al colorido de las floraciones.

Los taludes de tierra erosionada que no aportan ningún beneficio medioambiental ni estético a nuestras calles se están convirtiendo en espacios que mejoran la biodiversidad y la calidad del paisaje urbano.

Todo ello gracias a las intervenciones realizadas por el Área de Medio Ambiente y Movilidad en las calles Rosa de Luxemburgo y Valdesangil, ambas en el distrito de Moncloa-Aravaca.

En estas pequeñas zonas verdes se están creando microhábitats que garantizan alimento y refugio a las especies que acuden atraídas por un nuevo entorno natural.

Las obras también han incluido los elementos necesarios para garantizar la seguridad y accesibilidad de la ciudadanía, tales como un vallado perimetral en las zonas estanciales o pasamanos en escaleras.

El talud ubicado en el jardín anexo al centro comercial Rosa de Luxemburgo presenta un nuevo diseño formado por ocho jardineras instaladas en bancadas.

Una combinación de plantas de diferentes especies y con gran variedad de colores tanto de hojas como de floraciones incrementa su valor estético. Destacan las hortensias, Cotinus coggygria, Cotoneaster dammeri o Nandina doméstica y los Mesembrianthemus por sus colores vivaces y por su verdor, las tuyas y los Phormium.

Además de contribuir a mejorar la calidad paisajística del entorno, el hecho de estar florecido prácticamente durante todo el año, favorecerá la llegada de los insectos que acudirán atraídos por el néctar de las flores.

Entre las plantas se han dispuesto rocallas que sirven de cobijo para las nuevas especies. La creación del pequeño hábitat beneficiará el fomento de la biodiversidad tanto en este espacio como en los entornos colindantes.

La disposición de la vegetación engalana este antiguo talud gracias a los contrastes cromáticos que aporta la variedad de especies. Para delimitar esta zona ajardinada se han incluido plantas de porte arbustivo (Phormium y tuyas) en las jardineras superiores y en los laterales.

En cuanto a las jardineras, se ha optado por materiales sostenibles. Están formadas por varias traviesas de madera solapadas entre sí y sujetadas con postes del mismo material. Para proteger y evitar el contacto con las humedades y el agua de riego, todas las bancadas están impermeabilizadas.

Sin obstáculos para la ciudadanía

Otro de los taludes renovados recientemente en el distrito Moncloa-Aravaca se ubica en la calle Valdesangil. Aquí se ha creado un muro de bloques para la contención de tierras y en la parte central de la pendiente se ha instalado una terraza con traviesas de madera que suaviza la inclinación.

Los ajardinamientos están compuestos por una variedad de vegetación como Arbutus unedo, Callistermon, Nandina domestica o Teucrium, todos dotados de red de riego por goteo.

Entre las mejoras de accesiblidad, en esta zona verde se han instalado un pasamanos en la escalera que baja hasta la zona estancial situada en la parte inferior del talud y una barandilla en la parte superior.

El Área de Medio Ambiente y Movilidad también ha renovado otros taludes ubicados en otros distritos, como los de la avenida del Planetario (Arganzuela), los del parque Breogán y el parque de las Avenidas (Salamanca) o el talud del parque Emperatriz María de Austria en Carabanchel.

En 2020 está previsto acondicionar, entre otros, el talud del paseo de San Illán situado en el parque de San Isidro.

Fuente e imágenes: Diario de Madrid

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés