Te lo contamos todo de la agricultura regenerativa

  • La agricultura regenerativa es una forma de cultivar diferente, que no retrocede en el tiempo, sino que permite avanzar y revolucionar este sector aprovechando todo lo que se ha aprendido hasta ahora.

Comparte esta noticia!

Vas a un supermercado y encuentras lo que quieres independientemente de si es su época de cultivo o no: ciruelas, mangos y melón en enero. ¿Cómo es posible? Lo es porque el eje de nuestro sistema agroalimentario se basa en la sobreproducción de alimentos, ‘de todo en cualquier época del año’. 

Pero esto tiene un gran coste a nivel medioambiental: el sobrepastoreo, la agricultura intensiva y la deforestación, por ejemplo, tres actividades humanas responsables del deterioro del suelo y la crisis climática actual. Frente a esto, aparece un modelo que cada vez resuena más como una forma efectiva de revertir la situación, el modelo regenerativo. ¿Por qué es tan revolucionario? ¿Se diferencia de lo ecológico? ¿Existe un sello? ¿Qué organizaciones y proyectos lo impulsan? 

La agricultura regenerativa reivindica que la salud del suelo está intrínsecamente ligada a la sostenibilidad total de nuestro sistema alimentario, desde la calidad nutricional de las plantas y animales, hasta el futuro de nuestro planeta. Su objetivo es, por tanto, regenerar, estimular y mantener la fertilidad y biodiversidad de la tierra: promueve un suelo que albergue una gran cantidad de vida y materia orgánica y que sea capaz de producir alimentos utilizando los recursos propios de la naturaleza.

Lo hace empleando técnicas agrícolas, ganaderas y/o silvícolas que alimentan de forma natural las plantas y protegen el suelo de las intervenciones que puedan afectar sus propios procesos biológicos. ¡Alerta! No se trata de volver al pasado, sino todo lo contrario, es un modelo innovador que incorpora todo el nuevo conocimiento científico que tenemos hoy en día sobre cómo funciona el suelo y la nutrición de la vegetación.

En base a esto, las prácticas que propone se caracterizan por eliminar la labranza, que rompe la estructura del suelo; mantener la cubierta vegetal, para no dejar la tierra desnuda y prevenir su erosión; aumentar la diversidad y la producción de plantas; combinar la agricultura y la ganadería, empleando a los animales de pasto para fertilizar la tierra, a la vez que los animales disfrutan de una buena alimentación; planificar un mejor aprovechamiento del agua; y evitar utilizar maquinaria pesada, fertilizantes, pesticidas y abonos químicos para no deteriorar el suelo, ni depender de las grandes empresas agroquímicas.

Un paso más allá de lo ecológico

El término ‘agricultura regenerativa’ lo definió por primera vez a principios de la década de 1980 el Instituto Rodale. Esta organización estadounidense, sin ánimo de lucro, lo acuñó como una alternativa real a la agricultura convencional, que deteriora la tierra, la salud del planeta y la nuestra propia, y como un avance respecto a lo ecológico.

PUBLICIDAD

Pero, ¿por qué? La agricultura ecológica u orgánica propone prácticas que se centran en mantener las condiciones del ecosistema del suelo, no dañarlo, conservar su biodiversidad y reducir la contaminación. Pero la regenerativa va un ‘paso más allá’ y no sólo mantiene, sino que potencia la recuperación de los suelos degradados: aumenta exponencialmente su contenido de materia orgánica, la capacidad de retener y aprovechar el agua, y la diversidad de plantas, insectos y microorganismos que forman parte de su red trófica.

Una adaptación al cambio climático

La agricultura regenerativa cobra cada vez más relevancia como parte de la solución a la crisis climática actual. ¿El motivo? Por un lado, al aumentar el contenido de materia orgánica, se incrementa la capacidad del suelo de almacenar más agua. Esto suaviza el efecto de las inundaciones, la erosión por fuertes lluvias y contribuye a que los cultivos puedan ser productivos bajo condiciones climáticas áridas severas, como las sequías que cada vez serán más frecuentes.

Una tierra fértil también absorbe mucho más CO2 atmosférico y es capaz de almacenarlo en forma de carbono en el suelo, disminuyendo su concentración en la atmósfera. Asimismo, son prácticas que producen muchas menos emisiones de gases de efecto invernadero, ya que al no utilizar casi maquinaria pesada ni fertilizantes no provocan la quema de combustibles fósiles.

PUBLICIDAD

Además, promueve también beneficios sociales en la lucha contra el abandono rural, ya que apuesta porque cualquier agricultor/a pueda replicarlo en su finca sin una gran inversión económica, y en el impulso de la soberanía alimentaria, porque un país con un terreno fértil y que no dependa de las grandes empresas es capaz de producir alimentos de calidad y decidir políticas agrarias y alimentarias propias.

Diversas prácticas

El modelo regenerativo integra y combina varias prácticas agrícolas y ganaderas sostenibles. Algunas de ellas:

PUBLICIDAD

  • Agricultura natural (Natural farming)- interviene lo menos posible en el suelo para que los procesos naturales hagan su trabajo, no se labra el suelo, no se eliminan las malas hierbas, ni utilizan herbicidas, pesticidas o abonos químicos. También propone la rotación de los cultivos dentro de un mismo año.
  • Agricultura orgánica- no daña el suelo, ya que no emplea productos químicos, elabora biofertilizantes y emplea microorganismos nativos para nutrir el suelo.
  • Agricultura del carbono (Carbon farming)- consiste en dejar el suelo sin arar para secuestrar carbono atmosférico, ya que labrar los campos puede alterar la estructura natural del suelo y liberar el carbono almacenado en la tierra a la atmósfera.
  • Cultivos de cereal sobre pastos perennes (Pasture cropping)- promueve la siembra de cereales de invierno directamente sobre prados perennes que están activos en verano, para aumentar la producción anual de pastos.
  • Agroforestería- un sistema que combina árboles con cultivos o ganado en el mismo terreno para incrementar las sinergias entre los animales, que se alimentan de pasto fresco, y las plantas, que se benefician de los excrementos del ganado.
  • Diseño de líneas clave (Keyline design)- es una técnica que, según la topografía de la zona, diseña el terreno para distribuir el agua de forma homogénea.
  • Manejo holístico (Holistic management)- es una práctica ganadera en la que los animales están en continuo movimiento. Cada día el ganado se mueve a una nueva parcela de pasto y tarda meses en volver a un prado en el que ya ha comido, así la hierba puede recuperarse del impacto y aprovechar los excrementos del ganado para aumentar la fertilidad.
  • Pastoreo racional voisin- similar al manejo holístico, es una práctica ganadera para escoger el momento adecuado para que el ganado paste en una parcela determinada. Se basa en el conocimiento del funcionamiento del rebrote del pasto y las necesidades y bienestar animal.
  • Granjas polifacéticas (Polyface farms)- son granjas que integran la agricultura, la silvicultura y el pastoreo para aumentar la fertilidad del suelo.

¿Existe un sello de agricultura regenerativa? 

Todavía no se ha instaurado en Europa, pero sí en Estados Unidos. En 2017 un grupo de productores agrarios y ganaderos junto a expertos/as en el estudio del suelo, bienestar animal y equidad social, impulsó el certificado orgánico regenerativo en los EEUU.

El criterio de ‘promover la salud del suelo’ incluye la rotación de cultivos, evitar los productos agroquímicos, pastoreo rotativo, reducir o eliminar la labranza del suelo, y mantener cubiertas vegetales. En el caso del bienestar animal remarcan que el ganado se haya criado en pasto, no se lesione ni dañe, no experimente angustia y que viva en un refugio adecuado. En cuanto a la equidad social las condiciones engloban: pagar de manera justa a los productores y buenas condiciones laborales para los y las trabajadoras.

Proyectos y organizaciones de referencia

En el ámbito catalán destaca Polyfarming, un proyecto co-financiado por el programa LIFE de la Comisión Europea que lidera el CREAF. Comenzó en 2016 con el objetivo de recuperar la actividad agrícola y ganadera de una finca abandonada en Girona, Planeses, empleando el modelo regenerativo. Tras 5 años los resultados avalan que este tipo de agricultura tiene un gran potencial en la lucha contra el cambio climático y el abandono rural.

PUBLICIDAD

Con el objetivo de que el proyecto trascienda y se pueda replicar a escala nacional e internacional, Polyfarming ha publicado el ‘Manual del Sistema Polyfarming’, un ’abecedario’ de la agricultura y ganadería regenerativa que pretende dotar de herramientas y conocimiento para que cualquier persona interesada pueda conocer el modelo y aplicarlo en su propia finca.

Familia Torres en Catalunya también implementa la agricultura regenerativa en sus viñedos. El objetivo que se han marcado es llegar a un nuevo equilibrio basado en el incremento de la biodiversidad y de materia orgánica de forma natural, potenciando así la función de los viñedos como sumideros de carbono. Su plan agrícola contempla la reconversión al modelo regenerativo la totalidad de sus viñedos ecológicos, distribuidas en las denominaciones de origen Penedès, Priorat, Conca de Barberà y Costers del Segre.

PUBLICIDAD

En las áreas del Altiplano de Granada, Los Vélez, Alto Almanzora, Guadix y Noroeste de Murcia, AlVeAl es una asociación que también trabaja en la restauración de fincas agrícolas con suelos degradados o erosionados, empleando técnicas regenerativas en todos estos lugares. Entre los productores y organizaciones que promueven la venta de productos regenerativos y la difusión de este tipo de agricultura, encontramos: la web de Agricultura Regenerativa, la finca Planeses, donde se lleva a cabo el sistema Polyfarming o Carne de Pasto.

PUBLICIDAD

A escala internacional las organizaciones y proyectos más punteros son: Regeneration International, Instituto Rodale, Savory Institute y Kiss the Ground. Otra de las iniciativas más significativas es el ‘4 por 1000’. Se lanzó en la COP21 e impulsó a muchos gobiernos a incluir el secuestro de carbono del suelo como parte de sus estrategias de cambio climático. El objetivo es conseguir para el año 2050 una tasa de crecimiento anual del 0,4% de las reservas de carbono de los primeros 30-40 cm de suelo, reduciendo así muy significativamente la concentración de CO2 en la atmósfera. Otro proyecto que ha comenzado recientemente es AgriCaptureCO2, financiado por el programa europeo Horizon2020, su objetivo es promover la agricultura regenerativa a través del uso de nuevas tecnologías.

El futuro será regenerativo o no será

Impulsar la transición al modelo regenerativo no solo depende de los productores, sino que es el conjunto de la sociedad quien tiene que empujar al cambio. ¿Cómo? Comprando productos regenerativos, apoyando políticas locales de cambio y presionando para que los gobiernos apuesten por iniciativas internacionales que implementen la agricultura regenerativa.

¡Comienza tu propio proyecto regenerativo!

De acuerdo al equipo Polyfarming, los agricultores/as que comiencen un proyecto de agricultura regenerativa deberían hacerse cinco preguntas.

Pasto gestionado según el modelo regenerativo. Foto: Maria Josep Broncano.

  1. ¿Estamos aprovechando el potencial de la diversidad de plantas?
  2. ¿Cómo devuelvo la parte de producción que cojo, por ejemplo, los productos del huerto, al suelo?
  3. ¿Cómo alimento a la cadena trófica del suelo: insectos, microorganismos, animales, etc.? ¿Estamos alterandode alguna manera el suelo como labrando u utilizando químicos, maquinaria pesada, etc.?
  4. ¿Cómo es el ciclo del carbono en mi finca?
  5. ¿Cómo gestiono el agua?

Para profundizar en la agricultura regenerativa

Lecturas y documentales recomendados 

  • La revolución de una brizna de paja.
  • Kiss the Ground, Netflix. 
  • ¿Qué es la agricultura regenerativa? – Entrevista a Marc Gràcia
  • Manual Polyfarming
  • Seis técnicas imprescindibles para conocer la agricultura regenerativa 
  • Growing a Revolution: Bringing Our Soil Back to Life
  • The biggest little farm
  • Arraigados en la tierra: Propuestas para una agricultura regenerativa
  • Documental TV3 ‘Alimentar el Futur’.

Referencias:

  • M. Gracia, M.J. Broncano, J. Retana (2021) Manual para el diseño e implementación de un modelo agroalimentario regenerativo: el sistema Polyfarming. Barcelona (España), CREAF.
  • Web del Instituto Rodale.
  • Fenster TLD, LaCanne CE, Pecenka JR et al. Defining and validating regenerative farm systems using a composite of ranked agricultural practices [version 1; peer review: 2 approved] F1000Research 2021, 10:115.
  • Burgess PJ, Harris J, Graves AR, Deeks LK (2019) Regenerative Agriculture: Identifying the Impact; Enabling the Potential. Report for SYSTEMIQ. 17 May 2019. Bedfordshire, UK: Cranfield University.

Fuente: Creaf

Comentario/s

Deja tu comentario