Hamburgo, Capital Ecológica de Europa

Hamburgo descubrió su vocación por la defensa del medio ambiente mucho antes de que Los Verdes pasaran a formar parte del gobierno local en el año 2008. Anterior a esa fecha es el amplio programa de protección del clima que adoptó la ciudad para reducir las emisiones de CO2, con un costo anual de 25 millones de euros. Con ese dinero se aíslan fachadas de edificios, se brinda asesoría para ahorrar energía y se financia un sistema de préstamo de bicicletas. Varias veces al año hay domingos en que no circulan vehículos motorizados. La iniciativa tiene carácter voluntario y se incentiva a los ciudadanos a dejar sus automóviles en casa, ofreciendo locomoción gratuita durante toda la jornada.

Innovación en el transporte público

El sistema de transporte urbano está bien desarrollado en Hamburgo, lo que contribuyó a convencer al jurado de Bruselas. Cada hamburgués encuentra una estación de metro o de bus a lo sumo a 300 metros de distancia de su hogar, en promedio. Además, esta ciudad portuaria es innovadora en materia de transporte público: desde hace algunos años se ven por las calles cada vez más buses impulsados por pilas de hidrógeno. Actualmente se está probando si estos vehículos son aptos para los recorridos y se espera que vayan reemplazando paulatinamente a los antiguos buses con motores Diesel.

Hamburgo también es un ejemplo en cuanto al ahorro de agua. Estadísticamente hablando, cada uno de sus habitantes consume 110 litros diarios, una cantidad inferior al promedio nacional.

- Advertisement -

La otra cara de la medalla

Mucho se ha hecho ya en esta metrópoli para proteger el medio ambiente y combatir el cambio climático. No obstante, la ciudad se ve confrontada con los típicos problemas ambientales de las grandes urbes. Hamburgo es un puerto y también uno de los principales emplazamientos industriales de Alemania y Europa. Las actividades portuarias son su motor económico. Por eso, se proyecta profundizar nuevamente el río Elba, para que en el futuro puedan navegar buques de contenedores aún más grandes. Los ambientalistas protestan, porque temen que el río no pueda soportar otro embate contra su ecosistema.

La futura Capital Ecológica Europea tiene también otros aspectos que no lucen tan bien desde el punto de vista ambiental: en el sur de Hamburgo se erige actualmente una de las mayores centrales energética de carbón de Alemania. Por eso, incluso las autoridades hamburguesas del medio ambiente reconocen que la distinción otorgada por Bruselas no sólo constituye un honor sino, sobre todo, un desafío.

El programa 2011

Durante todo el año 2011 tendrán lugar en Hamburgo diversos eventos relacionados con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Se proyecta realizar, entre otras cosas, jornadas informativas para los ciudadanos, referidas por ejemplo al tema del ahorro de energía, y conferencias a nivel político, administrativo y científico. Además, un “tren de las ideas” recorrerá toda Europa, haciendo alto en varias urbes para exponer las iniciativas más creativas y eficaces aplicadas en diversas ciudades del continente con el fin de reducir las emisiones de CO2.

Autora: Barbara Renne/ Emilia Rojas
Editor: Pablo Kummetz

http://www.dw-world.de

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés